La confianza en los mercados hace que las gestoras vuelvan a lanzar garantizados variables


2012 fue el año de los garantizados de renta fija y de las IIC de gestión pasiva, que dominaron la oferta de las entidades españolas. Productos con carteras de deuda que aprovecharon las altas rentabilidades del bono nacional y de las emisiones de entidades que, debido al estigma de España, pagaron un alto precio por financiarse. Aunque en las gestoras coinciden en que a la deuda española aún le queda recorrido en 2013, son conscientes de que los diferenciales se han estrechado y de que las rentabilidades de las nuevas carteras de renta fija van disminuyendo. Por eso empiezan a ofrecer alternativas para superar ese rendimiento, para los clientes que quieren dar un primer paso hacia las bolsas sin renunciar a la garantía del capital.

"En un escenario de mejora paulatina de la actividad económica y sobre todo, de menor aversión al riesgo y tipos de interés a la baja o contenidos, es previsible que los fondos garantizados de renta variable vuelvan a tener cierto protagonismo en los lanzamientos", dice Ana Rivero, directora de Producto y Market Intelligence de Santander Asset Management España. Gestoras como Bankinter Gestión de Activos y las de Santander y BBVA han estrenado recientemente fondos de este tipo, ligados a la bolsa española o europea, con vencimientos en 2017. Todos están ligados tanto a índices bursátiles nacionales como europeos y ofrecen entre el 60% y el 70% de la revalorización de estas referencias.

Son productos que combinan el apetito por las bolsas con la aversión al riesgo. "La mejora de las condiciones de financiación del Tesoro español, que ha tenido su reflejo inmediato en la caída de la prima de riesgo, ha renovado el interés por la renta variable nacional. No obstante, el inversor de perfil moderado encuentra un atractivo adicional a la garantía del capital", comenta Rivero. "Viendo el entorno de mercado y las expectativas en renta variable a medio y largo plazo –a corto aún hay riesgos–, creemos que hay que empezar a entrar en el activo, para estar ahí cuando las bolsas empiecen a adelantar el crecimiento económico y los flujos de capital lleguen", comenta Raúl Moreno, director de Distribución Institucional de fondos de Bankinter.

Y es que los garantizados de renta variable son un primer paso para clientes que, conscientes de que no se puede lograr más que en un garantizado fijo (el 3% al año, aproximadamente) sin asumir riesgo, quieren ganar más y batir a la inflación. "El inversor logrará bastante más rentabilidad que en una inversión sin riesgo", dice Moreno. Aunque los expertos reconocen que aún cuesta que los clientes den el paso, aseguran que los inversores que busquen retornos más altos a los de los activos sin riesgo tendrán que entrar en bolsa tarde o temprano. 

Una oferta combinada

Bankinter lanzó en 2012 diez fondos garantizados de rendimiento fijo y siete variable y este año seguirá ofreciendo a sus clientes los primeros –como alternativa a los depósitos y con TAE por encima del 3%, pero en horizontes de tres o cuatro años con ventanas de liquidez–, pero también los segundos porque confía en el potencial de las bolsas a medio plazo. Así, acaba de estrenar y registrar en la CNMV Bankinter Índice España 2017 Garantizado, con el capital garantizado y una rentabilidad adicional referenciada a la evolución del Ibex 35. El fondo, cuya suscripción está abierta hasta el 25 de marzo, garantiza en un plazo de cuatro años (a 22 de marzo de 2017) el capital inicial incrementado por el 60% de la revalorización del índice.

El fondo cuenta con una suscripción mínima inicial de 500 euros y tiene establecida una comisión de gestión del 0,3% hasta el inicio del periodo de garantía y del 1,6% para el resto del plazo; y con una comisión de depósito del 0,1%. Tiene una liquidez mensual sin coste, con la posibilidad de reembolsar sin comisión todos los días 22 de cada mes. Fuera de esas fechas, el gasto de suscripción es del 5% y el de reembolso, del 3% a partir del 26 de marzo o cuando se alcance un volumen de 15 millones, y hasta vencimiento. El fondo es muy similar a Bankinter Ibex 2017 Garantizado, lanzado el pasado mes de noviembre.

Por su parte, BBVA Asset Management ha estrenado BBVA Rentabilidad Europa Garantizado, que garantiza el capital a día 3 de mayo de 2013 dentro de cuatro años y medio (el 31 de agosto de 2017). Ese capital se incrementará con el 70% de la variación positiva, punto a punto, del Eurostoxx 50 Price. El fondo, disponible desde 600 euros, tiene una comisión de gestión del 1,5% y de depositaría del 0,05% desde el 4 de mayo de 2013. El gasto de suscripción y reembolso es del 5% desde dicha fecha hasta vencimiento, o a partir de que el fondo alcance un patrimonio de 10 millones. La entidad trata de tener en comercialización permanente fondos de este tipo, junto a otros de renta fija y garantizados que pagan rentas.

Por último, Santander AM ha lanzado Santander Revalorización Ibex, un fondo ligado también al selectivo español, pero de garantía parcial. A diferencia de los anteriores, que garantizan el 100% del capital inicial, éste garantiza el 95% del mismo hasta vencimiento, el 15 de febrero de 2017. El rendimiento variable es del 65% de la evolución positiva del Ibex 35 entre el 15 de abril de este año y el 2 de febrero de 2017. La comisión de gestión es del 0,3% hasta el 15 de abril y del 1,6% a partir de entonces, y la de depositaría, del 0,1%. El gasto de suscripción y reembolso es del 5% a partir del 13 de abril o cuando el fondo llegue a 10 millones.

Oleada de estos fondos el pasado noviembre

El pasado noviembre, Banif, Allianz Popular AM, Espírito Santo Gestión y Unigest ya optaron por los garantizados de rendimiento variable para complementar otros fondos garantizados de sus entidades, como reacción a las subidas previstas en las bolsas ante el mensaje de apoyo al euro del Banco Central Europeo. Ahora, ya bien entrado 2013 y confirmada esa tendencia alcista, esa apuesta se ha intensificado.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente