La confianza de los gestores hacia la renta variable no se traduce aún en sus carteras


La confianza en las perspectivas de fortalecimiento de la economía global se ha consolidado entre los gestores, que además se muestran positivos con la renta variable después del último rally de los mercados. No obstante, esa visión no se traduce aún en sus carteras, según la última encuesta de BofA Merrill Lynch correspondiente al mes de febrero, en la que han participado 251 gestores con activos de 691.000 millones de dólares.

Los inversores ven valor en la renta variable: el 13% cree que está infravalorada y un 82% habla de renta fija sobrevalorada. Pero el apetito por el riesgo aún es estable: las carteras de los gestores tienen una liquidez media del 3,8%, si bien la sobreponderación ha pasado del 8% al 2%, la menor lectura desde hace dos años. “Los inversores están buscando el equilibrio entre el optimismo por el crecimiento y la cautela en las decisiones de inversión. Por eso hasta ahora no han tomado grandes posiciones en riesgo”, dice John Bilton, estratega de inversión europeo de BofA Merrill Lynch.

De ahí que las asignaciones hacia las acciones se mantengan con respecto a enero: el 51% de los asignadores de activos sobrepondera renta variable global pero hay una tendencia de moverse hacia sectores más defensivos, como el farmacéutico, en detrimento de los cíclicos (tecnología o materiales).

“El continuado alto nivel de optimismo preocupa y los mercados pueden ser vulnerables a las malas noticias, pero las valoraciones sugieren que cualquier corrección debería ser corta y superficial y el tema de la gran rotación hacia las acciones sigue estando sobre la mesa”, comenta Michael Hartnett, responsable de estrategia de inversiones de BofA Merrill Lynch Global Research.

Perspectivas positivas

El 59% confía en la mejora de la economía mundial, lo que marca el cuarto mes consecutivo de mejora del sentimiento. De hecho, las perspectivas sobre los beneficios mejoran, con el 39% indicando que irán al alza en los próximos 12 meses, desde el 29% que lo pensaba en enero. El deseo por mayor gasto de capital está extendido entre el 48% del panel, que piensa que el capex es la mejor forma de utilizar la liquidez de las empresas, lo que supone la mayor lectura desde abril de 2011

La renta variable japonesa se beneficia de este sentimiento positivo: el 7% de los asset allocators sobreponderan el activo, desde el 3% que lo hacía en enero, y frente al 20% que lo infraponderaba en diciembre del año pasado. Para cuatro de cada diez encuestados, la revalorización del yen hasta 100 (con respecto al dólar) ocurrirá antes que una rebaja de rating de la deuda estadounidense, una petición de rescate por parte de España o una subida del oro hasta 2.000 dólares por onza.

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído