Tags: Gestores |

"La concienciación hace aún más atractivo el negocio del agua"


Hace ya 10 años que Pictet, gestora especializada en identificar “megatendencias” de largo plazo sobre las que basa sus inversiones temáticas, lanzó Pictet Fund Water, el primer fondo que invierte en acciones de compañías relacionadas con el agua y el panorama actual es aún más alentador que entonces. “La concienciación, desde el punto de vista tanto ambiental como económico, sobre el uso de agua como una de las claves para el desarrollo económico sostenible, es una condición que ha aumentado el atractivo de nuestras inversiones y que presenta un futuro muy prometedor para el sector”, afirma Philippe Rohner, co-gestor del fondo.

Un factor a favor que se suma a otros como el desarrollo de las infraestructuras, el impulso industrial, el dinamismo de los países emergentes y el aumento en el número de empresas cotizadas cuyo negocio está vinculado al agua, tanto desde el punto de vista de su consumo como de su saneamiento. El factor diferencial de su fondo, la eficiente combinación de firmas de valor, vinculadas al abastecimiento de agua, y de crecimiento, ligadas a la tecnología.

De hecho, en Pictet calculan que en la próxima década se necesitarán inversiones de 41 billones de euros para acomodar la demanda a la oferta y gestionar de forma más eficiente un recurso escaso e insustituible, clave para el desarrollo de cualquier negocio. “El crecimiento futuro aumentará las necesidades de agua y, al ser un bien escaso, habrá que reducir el consumo a la mitad, desde 160 litros per cápita a entre 70-80”, un objetivo que sólo se logrará con infraestructuras y tecnología adecuada.

Rendimientos previstos de entre el 6% y el 8%

“Si antes nuestro fondo aportaba ya un valor añadido –con un rendimiento anualizado del 3,9% desde su lanzamiento frente a la caída del 3,5% desde 2000 del MSCI World, índice que utilizan como referencia pero no como benchmarck-, ahora las perspectivas son aún más prometedoras”, asegura Rohner. De hecho, desde la gestora prevén crecimientos anuales de entre el 6% y el 8%, un retorno que además permitirá al inversor estar tranquilo debido a la menor volatilidad del fondo y a su relativamente baja rotación, que le aleja del inversor especulativo. “Hemos pasado con éxito por épocas complejas como la burbuja tecnológica, la recesión de 2002-2003 y la crisis de 2008 con sólidas firmas como Suez o Veolia en cartera”, afirma su gestor, lo que no significa que el fondo no tenga correlación con los mercados, pues las inversiones se ven afectadas por el ciclo en la medida en que el agua es utilizado en el desarrollo económico.

China es el Dorado debido a su potencial de crecimiento, aunque el gestor advierte de que, a la hora de seleccionar las compañías (su fondo cuenta con entre 60 y 80 de un universo de 270, si bien están atentos a otras que podrían cotizar en el futuro, de entre las 250.000 que aún no lo hacen) hay que tener también en cuenta si las empresas tienen capacidad de ejecución del negocio. Así, su equipo de cinco analistas hace un stock picking, con enfoque bottom-up, que tiene en cuenta la liquidez de las empresas, la exposición de las mismas al negocio del agua (las inversiones en este activo deben generar al menos el 20% de su ebitda) y el riesgo de ejecución. “Por un lado, ha de verse si la empresa está a buen precio y, por otro, si tiene un plan estratégico viable y capaz de materializarse”, advierte el gestor, requerimientos clave para que el fondo esté expuesto únicamente al riesgo derivado del agua y no de otros negocios. De hecho, la exposición de Pictet Fund Water a este activo es del 72% de sus más de 2.400 millones de euros. “El peso del negocio en la economía real no se corresponde con el escaso peso que tiene en los índices”, asegura Rohner.

Entre los factores que también le diferencian de otros fondos similares está su composición, diversificada entre valores más relacionados con el abastecimiento del agua, con perfil value y que sirven de refugio en momentos difíciles, y los valores más ligados a la tecnología, con perfil de crecimiento y capaces de aprovechar el potencial alcista en los buenos momentos. Una composición derivada de la selección de compañías, sin porcentajes predeterminados.

“Otros fondos sólo apuestan por la tecnología porque el primer segmento requiere un conocimiento más profundo de factores como los reguladores o políticos, es decir, un análisis más complejo que dejamos en manos de los gestores senior”, afirman desde Pictet. La mayoría de sus inversores son minoristas, si bien entre los institucionales la tendencia a apostar por inversiones sostenibles es creciente.

Promesas desde China

Su fondo de agua está posicionado principalmente en Europa y EEUU, pero en los últimos años ha incrementado su porcentaje en emergentes al 20%, tanto en Latinoamérica como Asia, si bien es este último mercado el que más promete. Especialmente China, un mercado donde conviene analizar nuevas firmas domésticas que podrían cotizar a corto plazo antes que apostar por firmas extranjeras con capacidad de entrada en el país, debido a las dificultades legales. También miran hacia África, a compañías como la holandesa Norit, capaz de reciclar las aguas de la capital de Namibia en sólo seis días. Y es que, en el mundo, hay más muertes causadas por el consumo de agua en mal estado que por enfermedades o violencia.

Empresas

Lo más leído