La compra de Bankpime añadirá 400 millones de euros a InverCaixa


CaixaBank ha aquirido Bankpime por 16 millones de euros, por lo que se hace con su negocio bancario y de gestión de fondos. La gestora de Bankpime, cuyo consejero delegado es Eduardo Sallés, cuenta con un patrimonio total entre fondos y sicav de unos 400 millones de euros. De esta manera, InverCaixa, la única de las grandes gestoras de fondos españoles que ha conseguido aumentar su patrimonio en lo que va de año, seguirá aumentando sus activos bajo gestión. Según la nota remitida por CaixaBank, en esta adquisición "destaca la incorporación de la gestora de fondos, con una actividad considerable y una buena oferta de fondos, que reforzará la excelente evolución de InverCaixa".

 

Bankpime SGIIC se registró en CNMV en 1985 y cuenta actualmente con 16 fondos de inversión, entre los que destacan uno de renta variable suiza y otro del sector salud. Además, tiene tres sociedades de inversión colectiva y, desde finales de 2008 están autorizados para la gestión individualizada y discrecional de carteras. Cuentan con tres carteras modelo, una de renta fija privada, otra de alta rentabilidad por dividendo y otra que incluye fondos propios y de terceros. Por su parte, InverCaixa gestiona 16.000 millones de euros en fondos de inversión y, con datos de Inverco a julio, su patrimonio había aumentado en el año un 9% gracias, especialmente, a su apuesta por garantizados de renta fija.

 

Operación sujeta a aprobación

La operación de compra venta de activos y pasivos –que supone únicamente la compra del negocio bancario y la gestión de fondos–, implica adquirir principalmente la cartera de inversión crediticia (363 millones de euros), la gestora de fondos (con aproximadamente 400 millones de euros bajo gestión), todas las sucursales bancarias (19), los empleados adscritos a dichas sucursales (aproximadamente 100) y todos los depósitos de la clientela (436 millones de euros).

Con esta operación se incorpora a CaixaBank un volumen de negocio de, aproximadamente, 1.200 millones de euros, incluyendo 400 millones de euros de fondos de inversión fuera de balance, con una buena situación de liquidez, buen margen de intereses y con un reducido impacto en solvencia.

La operación está sujeta a la obtención de las autorizaciones regulatorias y a la aprobación de la venta del negocio por parte de la Junta General de Bankpime. Los tres accionistas principales de Bankpime, que mantienen el 73% del capital, se han comprometido a votar favorablemente a la operación.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído