Tags: Legal | Negocio |

La Comisión revisará la directiva de información no financiera para mejorar la información en materia ESG


La Comisión Europea ha publicado una consulta pública sobre la directiva de información no financiera (NFRD, por sus siglas en inglés). El objetivo es recabar información para mejorar la calidad y el alcance de la información que las empresas sujetas a esa obligación tienen que publicar anualmente.

Desde que la NFRD entró en vigor en España en diciembre de  2018, se ha puesto de manifiesto que la información publicada por las empresas no es suficiente para medir, supervisar y gestionar su efecto en la sociedad y en el medioambiente. Asimismo, al no contar con datos completos, fiables y estandarizados de estas empresas, otras normativas europeas, como el reglamento de divulgación o el futuro reglamento de taxonomía, podrían no cumplir los objetivos pretendidos.

En este contexto, y como parte del Pacto Verde Europeo, publicado en diciembre de 2019, la Comisión se ha comprometido a revisar la NFRD para reforzar las bases de la inversión sostenible en la Unión Europea. Con ese fin, la consulta recaba la opinión de todas las partes interesadas sobre posibles modificaciones de esta directiva. El plazo para presentar respuestas finaliza el próximo 14 de mayo.

Desde FinReg360 analizan los aspectos más relevantes de la consulta:

1. Problemas de la información no financiera

La Comisión ha identificado los siguientes problemas con la información que hoy se reporta:

En primer lugar, no se comunica suficiente información sobre cuestiones de sostenibilidad relacionadas con las actividades empresariales, lo que provoca un déficit de este tipo de datos en el mercado. En particular:

  • La información no es suficientemente fiable y comparable.
  • No se reporta toda la información que es necesaria o se reporta información no relevante.
  • Determinadas compañías que son relevantes para los inversores no están obligadas a publicar esta información.
  • Aunque sí esté publicada, la información no es fácilmente localizable.

Además, las compañías incurren actualmente en costes innecesarios para transmitir la información no financiera.

2. Principales cuestiones para revisar

Con el objetivo de paliar los problemas anteriores, las principales cuestiones que se pretenden revisar son las siguientes:

  • Calidad y alcance de la información no financiera: necesidad de incorporar otros factores no financieros no previstos hoy o categorías adicionales de información no financiera que las empresas deberían comunicar.
  • Estandarización de la información: para que todas las empresas publiquen la información conforme a estándares comunes. Para ello, se deberán establecer estándares vinculantes.
  • Principio de materialidad: puede ser necesaria una definición alternativa de este principio, de forma que encaje en el contexto de la información no financiera.
  • Verificación del contenido: dado que el auditor se limita a comprobar la existencia de la información no financiera.
  • Digitalización: posibilidad de que la información se publique en un formato machine-readable o legible por máquina.
  • Estructura y ubicación de la información no financiera: cuando se separa del informe de gestión, tiene consecuencias negativas.
  • Alcance: hay argumentos de peso para ampliar el ámbito de aplicación de la NFRD a otros tipos de entidades, como grandes empresas no cotizadas o filiales de empresas sujetas.

De esta forma, la Comisión pretende incrementar la transparencia sobre las prácticas empresariales y la información disponible sobre el grado de sostenibilidad de las empresas, lo que permitirá mejorar los datos sobre el grado de sostenibilidad de las inversiones. 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído