La Comisión presenta sus propuestas para aumentar el poder supervisor de ESMA


La Comisión ha presentado este miércoles 20 sus propuestas concretas de reforma para avanzar en la integración de los mercados de capitales y lo ha hecho, como ya anunciara el pasado mes de junio, centrándose en proponer medidas destinadas a reforzar e integrar el sistema actual de supervisión financiera.

De prosperar la iniciativa de la Comisión –aún debe pasar por el Parlamento y el Consejo- la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA, en sus siglas en inglés) pasará a ejercer la supervisión directa de ciertos sectores financieros en el conjunto de la UE. Además de aumentar el poder supervisor de ESMA y, en general, de todas las autoridades europeas de supervisión, la Comisión quiere que la actividad de estos entes se financie solo con el presupuesto de la UE y con contribuciones del sector financiero. De esta forma aumentarán su independencia respecto de las autoridades nacionales de supervisión.

Según la nota de prensa difundida este miércoles por la Comisión, ESMA será la autoridad encargada de autorizar y supervisar ciertos fondos de inversión con etiqueta europea: EuVECA, EuSEF y ELTIF ya que el objetivo principal es crear un auténtico mercado único para estos fondos. Asimismo, ESMA será quien supervise la utilización de índices de referencia de importancia crítica en la UE y quien apruebe los índices de referencia utilizados en la UE por terceros países. También ESMA será la autoridad encargada de aprobar determinados prospectos de la UE y todos los de países terceros que operen en la UE. El Supervisor europeo también tendrá un papel más destacado a la hora de coordinar las investigaciones sobre abuso de mercado.

En conjunto, todas las Autoridades Supervisoras Europeas (EBA, EIOPA y ESMA) serán quienes definan las prioridades de supervisión, se asegurarán de que los programas de trabajo de las diferentes autoridades de supervisión cumplen con las prioridades de la UE y examinarán su puesta en marcha. Asimismo controlarán las prácticas de aquellas autoridades que, en el ámbito nacional, autorizan a entidades como bancos, gestoras de fondos o empresas de inversión a delegar o a externalizar sus actividades comerciales en países no miembros de la UE.

En el ámbito del seguro, la Comisión propone que EIOPA juegue un papel más importante en el acercamiento de la forma de validar los modelos internos utilizados por algunas grandes aseguradoras para calcular los requerimientos de capital. Según la Comisión esto permitirá asegurar un mejor control de los grandes grupos aseguradores transfronterizos. En una nota de prensa difundida por Insurance Europe, su directora general Michaela Koller afirma que “Insurance Europe se congratula de que EIOPA siga supervisando las cuestiones prudenciales y de conducta de las aseguradoras”. Pero al tiempo considera que hay cuestiones que requieren “un mayor análisis” como “las propuestas de aumentar significativamente el ámbito de actividades de EIOPA y el papel del presidente.”

En el ámbito interno, además de proponer que cada Autoridad Supervisora Europea tenga un consejo ejecutivo compuesto por miembros permanentes que agilice sus trabajos, la Comisión quiere asegurar a cada autoridad una financiación independiente de las autoridades supervisoras nacionales. Para esto último prevé que una parte de su financiación siga llegando del presupuesto de la UE y el resto correrá a cargo de contribuciones del sector financiero.

En el conjunto de las propuestas, la Comisión también señala que las Autoridades Europeas de Supervisión también deberán promover las finanzas sostenibles y harán de las fintech una prioridad y coordinarán todas las iniciativas nacionales tendentes a promover la innovación a reforzar la ciberseguridad.

Empresas

Lo más leído