La Comisión deberá reformar las normas técnicas del reglamento PRIIP


En lo que ha sido valorado como una victoria de buena parte del sector financiero europeo, la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo rechazó el pasado 1 de septiembre las normas técnicas (RTS) del Reglamento PRIIP (Packaged Retail and Insurance Based Investment Products) elaboradas por la Comisión Europea. Aún es necesario el voto en sesión plenaria del Parlamento (previsto entre el 12 y 15 de septiembre) ratificando la devolución del texto a la Comisión, algo que se da por descontado. El rechazo de los diputados europeos a los RTS fue contundente: 55 votos a favor, 3 abstenciones y ninguno en contra. La Comisión deberá, por tanto, revisar las normas técnicas y hacerlo con la rapidez necesaria para llegar a tiempo a la entrada en vigor el próximo 31 de diciembre del Reglamento PRIIP.

Las normas técnicas del Reglamento PRIIP adoptadas por la Comisión el 30 de junio han sublevado desde entonces a buena parte del sector asegurador europeo así como a multitud de asociaciones del sector financiero, de la gestión de activos y de ahorradores, sobre todo en Francia y Luxemburgo. Por ejemplo, en Francia, el conjunto de asociaciones representantes de la gestión de activos, del seguro, de la banca, de los mercados financieros, así como del asesoramiento financiero, productores y distribuidos y asociaciones de ahorradores, emitieron el 23 de agosto un duro comunicado conjunto en el que alertaban de que el texto de la Comisión “conduciría a proporcionar a los ahorradores una información opaca y engañosa, contraria a su protección”. Por su parte, los eurodiputados tampoco han ahorrado en críticas al texto enviado por la Comisión, siendo el KID (documento de información clave en sus siglas en inglés) su mayor objeto de reproche. Por ejemplo, el diputado Syed Kamall del Grupo de Conservadores y Reformistas Europeos (GCRE) planteó que donde se decía “el valor de su inversión puede aumentar o disminuir” debería decirse, en su opinión como inversor financiero, “no invierta más que el dinero que usted esté dispuesto a perder”.

En el voto contrario de la Comisión de Asuntos Económicos también parecen subyacer las tensiones entre Parlamento y Comisión Europea. Según la nota de prensa difundida por el Parlamento, la eurodiputada Pervenche Berès, haciéndose eco del sentir de buena parte de los diputados europeos, afirmó que los intercambios entre Comisión y diputados durante la elaboración de las normas técnicas habían sido un “juego del escondite” y que finalmente la Comisión publicó sus RTS sin consultar al Parlamento. Por su parte, John Barrigan de la Comisión Europea, declaró que la solución ideal sería introducir al tiempo la legislación de nivel 1 y las normas técnicas, pero que como segunda opción, la Comisión también estaría preparada para la introducción de la legislación principal sin las normas técnicas. A lo que numerosos diputados se mostraron escépticos. Pese a que todos mostraron su voluntad para trabajar coordinadamente con la Comisión y sacar adelante estas normas a tiempo de llegar a la entrada en vigor del Reglamento, la necesidad de plantear un retraso en el Reglamento también está sobre la mesa. Ahora bien, cualquier modificación de la fecha de aplicación del Reglamento PRIIP tendría que ser introducido por la Comisión Europea según marca el procedimiento legislativo.

Al tiempo, el presidente de la Autoridad Europea de Seguros y Pensiones de Jubilación (EIOPA en inglés) afirmó que las RTS de la Comisión eran un “compromiso técnico equilibrado”. Una calificación rechazada por el presidente de la Comisión de Asuntos Económicos, Roberto Gualtieri, quien afirmó no sentirse tranquilo con esta descripción. “Un compromiso debe ser un compromiso de trabajo”, añadió.

Entre las críticas que el sector financiero ha ido lanzando sobre las RTS, el plazo dado para elaborar el KID ha sido con frecuencia calificado de irreal o imposible. En este sentido, mientras el Reglamento PRIIP otorgaba un periodo transitorio hasta el 31 de diciembre de 2019 a las gestoras de UCITS y FIA, que producen ya el documento de información estandarizado, las RTS dejan esto en suspenso. Sin este plazo ampliado, lo que parece estar en juego es el fin de la arquitectura abierta ya que las aseguradoras (receptoras del KID de los fondos y a su vez productoras del KID hacia sus inversores) se verían obligadas a reducir el numero de activos propuestos en el marco de sus seguros de vida ante la imposibilidad de preparar a tiempo la gran cantidad de información que se le exige. Aún es pronto para saber si estamos ya ante otra norma europea que ve su entrada en vigor aplazada, pero el sentir general va en esa dirección.

Noticias relacionadas

Se publica el reglamento de PRIIP

Ayer se publicó en el Diario Oficial de la Unión Europea el reglamento sobre los documentos de datos fundamentales para los productos de inversión minorista empaquetados (PRIIPs). Será aplicable a partir del 31 de diciembre de 2016.

Lo más leído