La CNMV supervisa preventivamente los garantizados que pasan a ser fondos con objetivo de rentabilidad no garantizada


Fueron la gran revelación de 2012 y están atrayendo interés también en el arranque de 2013. Los fondos con objetivo de rentabilidad no garantizados se han convertido en la apuesta de muchas gestoras y, en los últimos meses, se han lanzado 23 productos de este tipo. De ellos, 18 eran fondos garantizados que, a vencimiento, han pasado a ser de rentabilidad objetivo pero sin garantía. En estos productos está la CNMV poniendo la lupa para que el partícipe tenga toda la información adecuada respecto al cambio en su estructura.

Según ha explicado José María Marcos, director general de Entidades de la CNMV, durante una jornada sobre regulación organizada por Fidelity y el despacho Cuatrecasas Gonçalves Pereira, el organismo está realizando labores de supervisión preventiva para insistir a los comercializadores en la información que ofrecen sobre estos productos, no solo a la CNMV, sino especialmente a sus redes para que trasladen a sus clientes. Y es que, tal como ha recordado Marcos, al pasar de un fondo garantizado a uno sin garantía el partícipe asume un riesgo que en el garantizado no tiene pues en ese, de no llegar a cumplir con el objetivo marcado, se ejecuta la garantía y el garante (normalmente la propia entidad) tiene que hacer frente al pago de la diferencia. En los de rentabilidad objetivo no garantizados no es así y, en caso de no alcanzarse ese objetivo, no hay pago compensatorio de ningún tipo para el partícipe.

De ahí, que el supervisor quiera que este hecho quede claro para que no haya confusión especialmente entre los inversores pre—existentes en el garantizado y que, una vez vencido este, siguen en la misma carcasa.

Según Marcos todavía es pronto para indiciar si la tendencia en lanzar estos productos es definitiva o algo coyuntural. Y es que, aunque ciertamente han atraído el interés de gestoras y partícipes, los garantizados siguen centrando buena parte del negocio y, en el mismo periodo se lanzaron 80 nuevos garantizados.

La mayoría de fondos de rentabilidad objetivo no garantizados están siendo catalogados como de gestión pasiva, categoría que fue la que más captó en 2012 (427 millones de euros) y también lo está siendo en el arranque de año, con 841 millones en enero y febrero. Seis son los fondos de esta categoría que se han lanzado desde comienzos de enero, entre ellos, el Foncaixa Rentas 2017, que ha captado 357 millones de euros, o el Barclays Renta Fija 2018 que acaba de comunicar a la CNMV que amplía su volumen máximo de 43 millones a 46 millones, antes de elevar las comisiones de suscripción.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 3 Siguiente

Lo más leído