Tags: Custodia | Negocio |

La CNMV sigue de cerca del proceso de concentración de los depositarios españoles


En la sexta Jornada sobre Securities Services organizada por Cecabank, Ana Martínez-Pina, vicepresidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, repaso la actualidad del depositario en datos y actualizó su posicionamiento respecto a los criptoactivos.

Según la vicepresidenta, las entidades depositarias recibieron unas comisiones de 637 millones de euros en 2018, de los que el 95% correspondieron a entidades de crédito. Unos ingresos que se reparten entre 24 depositarios activos que hay en España, frente a las 76 entidades depositarias que prestaban este servicio antes de la crisis, en 2007.

Estos números reflejan la concentración que hay en el sector, donde la cuota de negocio de las cinco primeras entidades ha pasado en este periodo del 53 al 73%. El volumen de actividad de los depositarios junto con este proceso de concentración, indica Martínez-Pina, “ponen de relieve la existencia de economías de escala y ahorros importantes en las inversiones tecnológicas que los depositarios necesitan para el desempeño de su actividad”.

En este sentido, están atentos a la evolución de este fenómeno. “La figura de un depositario de calidad resulta esencial tanto para los inversores, al garantizar su seguridad jurídica, como para la gestora, al facilitar que ésta lleve a cabo su política de inversión de forma eficiente”, afirma. Por tanto, considera vital que las gestoras dispongan de un depositario que cumpla sus funciones adecuadamente y que estas tengan un abanico de entidades entre las que poder elegir.

Por otro lado, la vicepresidente de la CNMV ha querido destacar que, antes de la crisis, el 85% de los depositarios nombrados por las gestoras pertenecían a mismo grupo. Con datos de junio de 2019 este porcentaje  se ha reducido al 58%.

“El uso de depositarios ajenos, puede suponer una mayor independencia y autonomía en el desempeño de las funciones del depositario, y permite la prestación de servicios de depositaría que pueden requerir una mayor especialización”, especifica.

Criptoactivos

Además de hacer un repaso a las principales cifras de la actividad de depositaria en España y a la espera de conocer la revisión de la Directiva de Gestión de fondos alternativos de 2011, más conocida como AIFMD, la vicepresidenta ha querido profundizar en los pasos que están tomando desde el supervisor respecto al desarrollo de los criptoactivos.

Según Martínez-Pina, “la CNMV ha sido muy activa al respecto” tras determinar que su estrategia iba a ser la de seguir las recomendaciones de la Comisión Europea y, por tanto, fomentar la aplicación de las nuevas tecnologías a la provisión de servicios financieros, pero también vigilar los riesgos asociados a las mismas.

Entre los objetivos específicos que se derivan de esta estrategia se encuentra el de proporcionar criterios para determinar en qué casos un criptoactivo (un token) se debe considerar un valor negociable y, por tanto, aplicarle las normas correspondientes. En febrero de 2018 se creó una lista no cerrada de diversas modalidades de comercialización o adquisición de criptomonedas, así unas orientaciones iniciales sobre las implicaciones de las ICO. “Consideramos que buena parte de  las operaciones articuladas como ICO deberían ser tratadas como emisiones u ofertas públicas de valores negociables”, destaca. En septiembre de 2018 actualizaron estos criterios para determinar si una ICO constituía realmente una oferta pública de valores negociables.

Con carácter general, la CNMV asumió que una mayoría de las posibles ICO no requerirían de la aprobación de un folleto informativo y en aquellos casos en que resultase necesario la Comisión haría un esfuerzo de adaptación y tendría en cuenta el principio de proporcionalidad para procurar reducir en lo posible la complejidad y extensión del documento. “ La realidad ha sido que hasta el momento nos han consultado dos ICO, y dado su objeto, llegamos a la conclusión de que no estaban obligadas a que presentar folleto de emisión sujeto a nuestra aprobación”, explica.

Por otro lado, se refirió a la criptomoneda Libra que proyecta emitir Facebook. Con la información disponible hasta el momento, no cree que esta nueva criptomoneda vaya a tener implicaciones directas desde el punto de vista de la normativa de valores. No obstante, subraya, “resulta obvio que sí se dan estas implicaciones respecto de la normativa de servicios de pago, de blanqueo de capitales o de privacidad de datos personales”.

Seguirán de cerca como las implicaciones para el sistema monetario. “Dado el volumen de usuarios de Facebook, una elevada aceptación de esta nueva criptomoneda podría convertirla en sistémica en poco tiempo y reducir la eficacia de la política monetaria”, manifiesta.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas