La CNMV revisará y obligará a actualizar cada año el indicador de riesgo de los fondos


Los fondos de inversión tienen un lugar importante en el Plan de Actividades de la Comisión Nacional del Mercado de Valores para este año 2013. Además del ejercicio de una “supervisión preventiva” sobre los productos financieros hacia los que se está canalizando el dinero que sale de los depósitos en un contexto de relajación de la guerra del pasivo, gran parte de los cuales son fondos de inversión, el organismo pretende revisar estos productos y sus riesgos.

Según explicó su presidenta, Elvira Rodríguez, en la presentación del Plan de Actividades para 2013, la CNMV revisará el indicador sintético de riesgos de los fondos de inversión incluido en el documento de datos fundamentales (DFI). A mitad de año, el DFI estará incorporado en todos los fondos financieros, excepto los de inversión libre, y deberá contener un indicador de riesgo del que se informa a los partícipes, en una escala del 1 al 7.

Ese indicador deberá actualizarse anualmente y la CNMV lo revisará para comprobar que dicha información es adecuada en el momento de la suscripción de un fondo. El supervisor también verificará la congruencia del indicador de riesgos con los contenidos de la información pública periódica que la entidad gestora ofrece.

Se da la circunstancia de que, en los próximos días, se publicará la Circular sobre el documento con los datos fundamentales para el inversor y el folleto de las Instituciones de Inversión Colectiva, en la que se contempla que las IIC inmobiliarias y los fondos de inversión libre cuenten también con un DFI (o KIID en sus siglas en inglés) y se integrará este documento dentro del folleto del fondo, quedando de esta manera bajo la supervisión y verificación de la CNMV, lo que convierte a España en el único país en el que el supervisor controla el KIID antes de su publicación.

Buenas prácticas de información

El supervisor recoge otros dos objetivos relacionados con las instituciones de inversión colectiva. En primer lugar, realizará una revisión del cumplimiento de las buenas prácticas en relación a la información pública periódica aportada en algunos supuestos por los fondos con objetivo concreto de rentabilidad, como el que persiguen los garantizados y otras carteras no garantizadas pero que buscan lograr un retorno en una fecha concreta, como podrían ser las IIC de gestión pasiva.

Según marca la ley, los fondos que persiguen un objetivo de retorno determinado pueden saltarse los límites de diversificación, que exigen la diversificación al menos en seis emisiones diferentes si el peso en un activo –que ha de ser emitido o avalada por un estado miembro de la UE, comunidad autónoma, entidad local, organismo internacional al que pertenezca España u otro estado con calificación de solvencia no inferior a la de España–, supera el 35% de la cartera. Con todo, si ese límite se supera, el producto deja de considerarse como UCITS. En ese caso, y aquellos en los que las IIC se saltan los límites de inversión recogidos en la normativa, la CNMV vigilará que las gestoras ofrezcan las comunicaciones pertinentes a partícipes y al supervisor.

Pretende así asegurar que se cumplen las buenas prácticas defendidas el año pasado, referentes a la comunicación que las gestoras han de transmitir a los partícipes en la información periódica en relación a incumplimientos sobrevenidos de los límites de diversificación e inversión establecidos en el folleto de la IIC.

Nuevo registro armonizado

Por último, el supervisor realizará una revisión de la adaptación de las inversiones en las carteras de las IIC a los requisitos exigidos en el nuevo Reglamento de IIC aprobado en verano, a efectos de su inclusión en el nuevo registro UCITS. De hecho, a partir del 1 de julio, habrá una clara separación entre fondos y sicav armonizados y no armonizados, motivada por la transposición en el nuevo reglamento de la última modificación de la Directiva UCITS (UCITS IV), y las entidades tendrán hasta entonces para poner al día sus carteras.

Según ha explicado José María Marcos, director general de Entidades de la CNMV, durante una jornada sobre regulación organizada por Fidelity y el despacho Cuatrecasas Gonçalves Pereira, de todas las IIC registradas en España, el 43% ha actualizado ya su documento de datos fundamentales, y de ellas, el 57% indica que son productos UCITS. Marcos ha confirmado que en julio el supervisor publicará la lista de productos UCITS y no UCITS y ha explicado que una vez se inscriba un producto como UCITS es irrevocable, pues conseguirá el pasaporte para su comercialización en toda la UE.

En cuanto a aquellas IIC que queden inscritas como no UCITS, pasarán a estar bajo la regulación de la directiva alternativa europea, si bien no está claro cuál será su implicación más allá de las limitaciones que los inversores puedan tener a la hora de invertir en productos no UCITS y de la obligación que tendrán en remitir información a la CNMV, quien a su vez la pasará a ESMA.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído