La CNMV quiere más control en las sicav autogestionadas


La CNMVultima la redacción de una circular que pretende imponer más controles sobre lassicav autogestionadas, que hasta ahora cumplían menos requisitos de control interno que el resto de los fondos y las sociedades de inversión. Según publica Expansión, estas sociedades tendrán quecrear varios de departamentos y encontrar una gestora que lleve sus riendas. En España hay ocho de estas sicav autogestionadas, con un patrimonio conjunto de 286 millones de euros. Dos de ellas están controladas por Juan Abelló, vicepresidente segundo y tercer máximo accionista de Sacyr Vallehermoso, y otra por Antonio Nebot Pellicer, uno de los responsables del grupo NISA que gestiona algunos de los principales hospitales valencianos.

Con esta medida, la CNMV busca evitar vacíos legales en un momento en que diversos escándalos financieros han puesto de manifiesto la necesidad de una mayor regulación. “Quiere evitar que estas sociedades comentan errores que hagan perder dinero a sus accionistas [algunas de ellas cotizan en el MAB]. En un entorno como el actual, es mejor evitar riesgos”, señalan desde un family office, donde añaden que esta medida podría suponer la desaparición de este tipo de sociedades. Hasta ahora, las sicav autogestionadas tan sólo tenían obligación de seguir las pautas de control interno en las operaciones con derivados e instrumentos financieros no cotizados. “La presente circular hace extensivas estas obligaciones a todas las actividades relacionadas con la gestión, administración y representación de las instituciones de inversión colectiva”, señala el documento de la CNMV. Además, la entrada en vigor de esta circular podría suponer un impulso a las sociedades de inversión libre (SIL), según explica Sebastián Larraza, de AFI. Por el momento, la CNMV sólo ha aprobado una de estas sociedades, de la firma Nordkapp.

Las sociedades de Abelló son: Inversiones Naira, presidida por el empresario, con 55 millones de euros de activos bajo gestión, según los últimos datos disponibles; y Arbarin, cuya presidencia recae en la mujer de Abelló, Anna Isabel Gamazo Hohenlohe, y que dispone de un patrimonio bajo gestión de 74 millones. Estas sicav son gestionadas por el family office de Juan Abelló, Torreal, que canaliza todo el patrimonio del accionista de Sacyr. Alfredo Tennenbaum es el encargo de tomar las decisiones finales de inversión de Naira y Arbarin. Antes de ocupar este cargo, Tennenbaum pasó por entidades como Lehman Brothers, ABN Amro y Commerzbank. Las sociedades de inversión de Abelló perdieron en torno a un 40% de su patrimonio durante el último ejercicio. Mientras que la sicav Arbarin se centra en la inversión en acciones cotizadas, Naira se enfoca en fondos de inversión extranjeros. Alguno de ellos se vieron salpicados por el fraude financiero del bróker norteamericano Bernard L. Madoff. Por su parte, la sicav de Antonio Nebot, Fomento Ahorro Inversiones, controla casi ocho millones de activos bajo gestión. Las otras cinco sociedades autogestionadas en el punto de mira de los reguladores son Financiera Ponferrada, Renta Insular Canaria, Intervalor, Inversiones Singladura y Cronista Carreres de Inversiones.

Empresas

Lo más leído