La CNMV exige reforzar los controles sobre las valoraciones de la renta fija


Según publica Expansión, la CNMV ha enviadouna carta a las gestoras de fondos de inversión en la que ante la situación del mercado les exige que refuercen las cautelas y los controles en la valoración de su cartera de renta fija. La Comisión señala que estos requisitos deben comunicarse al consejo de administración de la firma, a la unidad de control interno y a la de inversiones.



En paralelo, la Comisión «ha adaptado su supervisión a la coyuntura del mercado y lógicamente está pendiente de la actuación de las entidades en este tema», señalan fuentes de este organismo.



LaCNMV afirma que «las entidades deben disponer de procedimientos y controles que permitan acreditar que las técnicas de valoración utilizadas son consistentes con la situación del mercado.



También deben ser consistentes con la estructura y las previsiones de suscripciones y reembolsos de la gestora». El objetivo de la Comisión es evitar conflictos de interés entre los partícipes que salen de un fondo, que se verían beneficiados de una valoración no prudente, frente a los que permanecen en él. Desde hace más de un año, los fondos de inversión viven una constante salida de su patrimonio que alcanza los 50.000 millones entre enero y octubre.



Cuando no existe un mercado activo, la CNMV señala que se aplicarán técnicas de valoración como los precios suministrados por intermediarios o emisores, las transferencias entre partes independientes y la valoración o instrumentos comparables. En estos casos, las gestoras deberán establecer y reforzar los controles para «asegurarse de que incorporan en la mayor medida posible datos observables de mercado», para asegurarse de que la fuente que utilizan (expertos independientes, por ejemplo), para valorar un determinado activo «se pueda considerar representativa, por ser la que mejor refleja la situación actual de los mercados».



La Comisión advierte a las gestoras de que «seguirán siendo responsables de las valoraciones aunque hayan delegado este trabajo a una tercera entidad, y deben hacer los controles necesarios».



Propias

Las gestoras que utilicen técnicas de valoración propias deberán incorporar «los diferenciales o spreads de mercado de la manera más ajustada posible a la situación actual del emisor o del tipo de activo».



Las entidades, añade la CNMV, «deben establecer mecanismos con los que gestionar de manera ordenada la liquidez de sus carteras, para garantizar su capacidad de atender los reembolsos».



Esto se traduce en la exigencia de contar con «una política expresa de control de la liquidez global de sus carteras que permita planificar la venta gradual de posiciones con dificultades de liquidez». Las firmas en las que este tipo de activos tiene un mayor presencia relativa «deberán extremar las cautelas para que este peso no se vea incrementado de manera apreciable por los reembolsos».



La comunicación de la CNMV dedica un apartado a las operaciones de compraventa entre instituciones de inversión colectiva vinculadas (aplicaciones). Estas operaciones «deberán tener un carácter excepcional, por lo que las entidades «reforzarán los procedimientos para su autorización expresa».



El regulador añade que es necesario demostrar que se realizan a precios de mercado y en interés de las dos partes. En este apartado, la Comisión muestra su rechazo a la venta de activos con problemas de liquidez, ya que, afirma, generan conflictos de interés de difícil solución entre el vendedor (necesitado de liquidez) y el comprador (que aporta liquidez) por la fijación del precio y por la finalidad de la operación. El regulador añade que estas transacciones impedirían a las gestoras actuar en interés exclusivo de sus partícipes y de las normas.
Empresas

Lo más leído