La CNMV exige desvelar las ventas a corto en toda la bolsa


El Comité Ejecutivo de la CNMV ha acordado extender la obligación de comunicar las posiciones cortas, hasta ahora restringidas a los valores financieros, a todas las empresas de la bolsa española, incluidas las cuotas participativas.

Según publica Expansión, el supervisor español adopta así la propuesta del Comité Europeo de Supervisores de Valores (CESR), que supone algunas variaciones respecto a los requisitos que se pedían ahora en España para las ventas a corto de los valores financieros.

Con el acuerdo, a partir del 10 de junio se tendrán que comunicar a la CNMV todas las posiciones cortas que excedan el 0,2% del capital de una compañía de la bolsa española (o saldo de cuotas), aunque no se harán públicas hasta que no superen el 0,5%. Entonces se sabrá incluso la identidad del inversor bajista. Hasta ahora se comunicaban las ventas a corto cuando superaban el 0,25% del capital. También habrá que comunicar al supervisor cuando se reduzca por debajo del 0,2% y cada vez que varíe una décima de punto porcentual del capital emitido, al alza o a la baja.

Por otra parte, la CNMV ha acordado publicar, cada quince días, el saldo total (sin pormenorizar) de las posiciones cortas comunicadas y no publicadas, es decir, las que están entre el 0,2% y el 0,5%. El supervisor recuerda a los inversores con posiciones cortas superiores al 0,2% en la fecha de entrada en vigor del acuerdo que tendrán que remitir una comunicación adaptada al nuevo modelo.

 

Empresas

Lo más leído