La CNMV es partidaria de flexibilizar los requisitos para que los minoristas inviertan en capital riesgo


 

El Instituto de Capital Riesgo ha presentado la quinta edición de su Anuario de Capital Riesgo en un acto que ha contado en su clausura con el director general de entidades de la CNMV, José María Marcos Bermejo quien se ha mostrado confiado en el potencial como fuente extra de financiación que sigue presentando este tipo de industria en un país tan bancarizado y con tantas pequeñas y medianas compañías como es España. De momento, el capital riesgo en España es una industria pequeña en comparación con Europa ya que gestiona 9.000 millones de euros, lo que apenas supone el 0,7% del PIB.

Marcos ha resaltado además su convicción de que el récord que se vio en este sector en 2018 será este mismo superado por un nuevo récord en la industria. “El número de vehículos registrados en 2019 indica que habrá un record ya que al cierre de junio se han creado 52 fondos y sociedades de capital riesgo frente a los 59 de todo 2018”.

Además, ha recalcado que cada vez son más las sociedades gestoras que están ofreciendo este tipo de productos a inversores minoristas ya que hay 36 inscritas que permiten esa posibilidad y otras 12 pendiente de registro. De hecho, el director de entidades de la CNMV se ha mostrado muy partidario de flexibilizar el acceso de los inversores minoristas a estos vehículos de inversión alternativa, a sí como a otros como puedan ser los hedge funds o los fondos de fondos de inversión libre. 

Inversiones mínimas de 10.000 euros

En concreto, se mostró de acuerdo con la idea de alinear los criterios que se demandan en este tipo de inversiones a la última normativa europea, que supondría permitir la inversión en ellos desde inversiones mínimas de apenas 10.000 euros, frente a los 100.000 euros que se exigen ahora, siempre y cuando la cantidad no exceda del 10% del patrimonio financiero del inversor y se contraten este tipo de productos dentro de un servicio de asesoramiento, ya que esa flexibilización “reforzaría la protección del inversor minorista”.

Marcos también defendió la posibilidad de limitar las comisiones en cascada que soportan los planes de pensiones, que impiden en muchos casos el acceso de estos vehículos a los activos de capital riesgo. “Creo que podría ser interesante que se limiten esas comisiones siempre que se invierta en fondos de capital riesgo dentro de su propio grupo financiero”, apuntó el director general de entidades, quien cifró en apenas 450 los millones de euros que los planes de pensiones invierten en este tipo de vehículos.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído