La CNMV apoya la regulación de las cuentas ómnibus, que podrían llegar próximamente


La CNMV es partidaria de solucionar el problema con el que se encuentran las gestoras de fondos españoles por no contar con cuentas ómnibus y apoya la petición de las gestoras para que se resuelva esta situación. Así lo transmitió la propia presidente del supervisor, Elvira Rodríguez, en una reciente reunión con la Junta de Inverco en Barcelona celebrada hace unas semanas, según ha podido saber Funds People.

La aprobación de las cuentas ómnibus necesitaría de un cambio legislativo y eso no depende de la CNMV, por lo que Rodríguez, a la que desde las gestoras se solicitó su colaboración, no pueda comprometerse a que esta normativa salga adelante, pero sí mostró su apoyo y comprensión ante este lastre que perjudica al negocio de las gestoras de fondos españolas. Se trata de una de las peticiones históricas del sector que, por fin, podría estar cercana a solucionarse.

Hace unos días, el director general de Entidades de la CNMV se expresaba en el mismo sentido en una reunión organizada en Madrid por parte de Fidelity y el despacho Cuatrecasas, Gonçalves Pereira. José María Marcos aseguró que sería aconsejable que hubiera un marco normativo neutral que permitiera una competencia en igualdad de condiciones para los fondos de inversión nacionales y los extranjeros y esto se conseguiría, en parte, con la aprobación de las cuentas ómnibus.

Desde Inverco, que llevan años solicitando la aprobación de las cuenta ómnibus, confían en que este problema se resuelva próximamente y, de hecho, en la comida anual con prensa de este año, celebrada en febrero, el propio Ángel Martínez Aldama, director general de la asociación, aseguró que la normativa podría aprobarse “en el primer semestre” de este año. De hecho, según distintas fuentes, la regulación de las ómnibus se incluirán en la modificación de alguna ley, como la de IIC, IRPF o Sociedades.

Precisamente, una de las gestoras que estaba en proceso para registrar sus productos en Luxemburgo ha decidido esperar a la nueva regulación de las cuentas ómnibus. Se trata de GVC Gaesco, que preparaba el lanzamiento de un producto bajo derecho luxemburgués pero, ante la posibilidad de que este tipo de cuentas se implemente en breve, tal como se les trasladó desde el supervisor, han decido paralizar el proyecto de registro del nuevo fondo de retorno absoluto en Luxemburgo. "Estamos a la expectativa de ver cómo se desarrollan los acontecimientos. Si finalmente las cuentas ómnibus son una realidad el nuevo producto lo registraríamos en España, por un tema de ahorro de costes que perjudican a los inversores del fondo y para no ir en contra del mercado español", aseguran desde la gestora.

Una medida que "llega tarde"

La falta de cuentas ómnibus para los fondos españoles (que obliga a los distribuidores a desvelar la identidad de los partícipes de fondos a la gestora para que Hacienda reciba la información) dificulta que las gestoras puedan distribuir sus fondos en el extranjero (donde sí existe este tipo de cuentas) y en redes de otras firmas españolas. En los últimos años, en varias ocasiones se ha estado cerca de su aprobación, la más reciente cuando se adaptó UCITS IV al ordenamiento español, pero finalmente no ha sucedido hasta ahora.

Ante ello, muchas han sido las gestoras españolas que han decidido registrar sus productos en otras jurisdicciones con el objetivo de comercializar sus productos en el extranjero o en redes españolas. Así, actualmente, una treintena de entidades españolas cuentan con productos registrados en Luxemburgo o Irlanda. Brightgate Capital ha sido la última en anunciar su intención de gestionar productos desde Luxemburgo, donde registrará próximamente un fondo de renta fija.

Otra gestora que ha dado el salto recientemente ha sido Abane Asesores, que ha revistrado una sicav en Luxemburgo que tendrá cinco fondos de inversión. Durante su presentación hace unas semanas, Santiago Satrústegui, presidente de Abante Asesores aseguraba que “los fondos españoles han perdido el tren de poder vender en el extranjero”, y que ya es tarde para la aprobación de las cuentas ómnibus.

En la misma línea se expresaba recientemente Sergio Navarro, director general de A&G Banca Privada, entidad cuya gestora ha reorganizado su gama de fondos centrando su oferta en Luxemburgo. En una entrevista con Funds People, Navarro aseguraba que “la batalla de la gestión de fondos armonizados (UCITS) ya está perdida, las gestoras extranjeras se han comido el mercado español y las grandes gestoras españolas y los gestores valiosos están montando sus sociedades en Luxemburgo para poder vender sus productos en todo el mundo”, resume Navarro. “Esto se traslada en puestos de trabajo que se crean en Luxemburgo y que no se han creado aquí. No es sólo cuestión de la falta de las cuentas ómnibus para los productos españoles”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído