La CNMV apoya el planteamiento de Economía de no incluir finalmente el cuarto supuesto de cobro de retrocesiones


El planteamiento del Ministerio ha sido que no exista cuarto supuesto (de cobro de retrocesiones). Desde la CNMV apoyamos este planteamiento del Ministerio y creemos que a la larga va a ser bueno para el sector y para los inversores españoles, al generar más competencia y más distribución de productos de terceros”. En su intervención en la celebración de la XXIX edición de los premios EXPANSIÓN-Allfunds de fondos de inversión, Sebastián Albella, presidente de la CNMV, dejaba claro la posición final de Economía en relación al cobro de retrocesiones y el apoyo sin fisuras que realizan desde el organismo supervisor a esta limitación del cobro de incentivos.

Desde el sector de la inversión colectiva se había propuesto al Ministerio y CNMV la inclusión de un cuarto supuesto adicional a los tres ya existentes en la directiva en torno a los incentivos que se podrían cobrar en la comercialización de fondos de inversión en España tras la entrada en vigor de MiFID II. El borrador de transposición de MiFID II que se conoció el verano pasado no incluía esta posibilidad, aunque desde las entidades se guardaba la esperanza de que se pudiera incluir en el texto definitivo, algo que ya parece descartado.

Cultura financiera

Para Albella, contar con una industria de inversión colectiva potente es bueno en términos de contribución a la masa crítica de nuestro sistema financiero. En su opinión, en España impera una cultura financiera peculiar marcada por el inmobiliario y los depósitos que nos diferencia de otros países europeos. Pero cree que el avance experimentado por el sector en los últimos años demuestra que “las cosas están cambiando” en términos de cultura financiera. Por eso, reconoce que desde la CNMV están intentando valorar el impacto que tiene la cultura financiera en términos de riqueza y de ahorro. “Nos planteamos incluso incorporar en nuestros esfuerzos el ángulo de influir en una mejora de la cultura financiera”, explica. En este sentido, la CNMV está lanzando una investigación estructurada desde el departamento de Estudios sobre este tema para posteriormente poder definir posibles acciones.

Este cambio en la cultura financiera se traduce en la composición de la cartera de los fondos españoles, en los que los activos internacionales han ido ganando presencia. Así, recuerda que en 2017 los activos nacionales cayeron un 33%, mientras aumentaban un 67% los internacionales. La relación entre activo internacional y nacional pasó en un año de 1/5 a ser de 1/2. También destacó el crecimiento de la inversión en acciones y otras instituciones de inversión colectiva (fondos y sicav) por parte de los fondos españoles, mientras reducían a la mitad su inversión en depósitos bancarios en cartera.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído