“La clave está en saber cómo de profunda será la recesión en Europa”, asegura Pictet AM


"Hasta qué punto será de grave la recesión en Europa es la pregunta candente, de lo que dependerá el nivel de confianza de los inversores". Esta es la cuestión esencial que, según Mickael Benhaim, corresponsable del equipo de renta fija de Pictet Asset Management y gestor del Pictet EUR Bonds, no se resolverá hasta antes de la cumbre que la UE celebrará a principios de marzo, en la que está previsto adoptar el programa de consolidación fiscal. Mientras tanto, “los mercados de deuda pública europea seguirán moviéndose entre fuerzas contrarias de miedo y esperanza”.

 

En opinión de este experto, “el saneamiento de las finanzas públicas constituirá un importante lastre para el crecimiento durante los próximos años si bien, en el pasado, en fases de rigurosa austeridad, las economías han logrado recuperarse con la disminución del ahorro de los hogares y con el incremento del gasto de capital de las empresas”.

 

Las previsiones indican que en la zona euro el PIB crezca un 0,2% en 2012, con la economía griega en cuarto año de declive, “aunque es posible que Alemania evite la recesión”, afirma. En este sentido, -apunta- la divergencia entre el crecimiento económico europeo y el que previsiblemente experimentará el resto del mundo apunta a una depreciación del euro y de las divisas de Europa Oriental.

 

En cuanto a la política que seguirá el BCE, Benhaim cree que ésta dependerá de un verdadero compromiso político, orientado a adoptar normas presupuestarias creíbles, modificar la propia naturaleza de la autoridad monetaria o comprar deuda pública en el mercado primario con recursos del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) o incluso el FMI. Lo que parece claro es que “los tipos de interés permanecerán bajos durante largo tiempo”, asegura.

 

Respecto a las rebajas aplicadas por las agencias de medición de riesgos, el corresponsable del equipo de renta fija de Pictet AM considera que las cotizaciones en el mercado de renta fija “ya reflejaban el deterioro de la calificación de estos países”. En este punto, Benhaim recuerda que las agencias de rating “ya anunciaron nuevas rebajas para principios de 2012, en las que ni siquiera los países más sólidos quedan exentos de poder perder la triple A”.
 

Empresas

Lo más leído