"La clave es la combinación de la obtención de altos retornos con la gestión del riesgo"


Acaba de cumplir tres años y lo ha celebrado por todo lo alto. El macrofondo mundial de rentabilidad absoluta de Barclays, Research Analysis Driven Absolute Return Fund (Radar), ha pasado estos años de crisis con un rendimiento acumulado del 36,55%. Lanzado el 17 de febrero de 2009, es gestionado por el equipo gestor de carteras de Barclays Capital Fund Solutions (BCFS), y  anualmente ha ofrecido a sus inversiones más del 11% de rentabilidad. Su gestor, Jason Smith, explica a Funds People la claves de estos números, haciendo hincapié en la importancia de combinar la capacidad de ofrecer altos retornos con la gestión del riesgo. Y todo, a través de una gestión diversificada por clases de activos, pues puede invertir en un amplio abanico, entre ellos renta variable mundial, bonos, materias primas y divisas.

 

¿Cuál ha sido la clave que explica que precisamente en estos 3 años de crisis el fondo haya logrado dar estos retornos del 11,44% anualizados?
Radar ha tenido un fuerte comportamiento absoluto en variedad de condiciones de mercado, desde mercados alcistas hasta periodos de estrés extremo. De esta forma, el fondo ha producido notables retornos positivos en el periodo que va de marzo de 2009 a abril de 2011, preservando su capital en periodos turbulentos como por ejemplo la segunda mitad de 2011. Esta combinación de ser capaz de obtener altos retornos con la gestión del riesgo es lo que explica los sólidos resultados obtenidos por el fondo durante este periodo.

 

Muchos fondos de retorno absoluto han fallado en 2011... ¿Por qué sucedió y por qué en vuestro caso no ha sido así?
2011 fue un periodo de renovada volatilidad en los mercados, con un gran número de eventos imprevistos que tuvieron lugar en el mundo financiero. Los principales ejemplos de esto fueron el miedo a un impago de la deuda soberana en Europa y la histórica rebaja de la calificación de EEUU a cargo de S&P en 2011. Todos estos factores combinados con una debilidad económica fundamental y las perspectivas de una recesión en W provocaron una alta volatilidad y cambios de dirección súbitos en el mercado, lo que constituyó un entorno muy difícil para los fondos de retorno absoluto. En este contexto, el fondo Radar se ajustó a su principio de fuerte gestión del riesgo y fue capaz de desapalancarse rápido y preservar capital a la vez.

 

¿Es útil gestionar con una filosofía de retorno absoluto con un cartera multiactivos? ¿Por qué?
Creemos que la metodología de retorno absoluto tiene mayor relevancia en estos tiempos de amplia liquidez e intereses de casi cero. Con el potencial inflacionista de los próximos años, creemos que, en determinados casos, la gestión activa de carteras de inversión con retorno absoluto puede ser la metodología más efectiva. Las carteras multiactivos contribuyen a diversificar riesgos y nos permiten extraer alfa de los mercados, lo que permite potenciar los retornos de las carteras de inversión.


¿En qué activos habéis estado posicionados, cómo los habéis ido cambiando en estos años y cuál es la apuesta actual?

Una característica de Radar es que su gestión ha sido dinámica a la hora de modificar su exposición por tipo de activo. En este sentido, la actual composición de la cartera refleja sectores y temas con una gran potencial para generar retornos positivos. En concreto, tenemos posiciones en relación con activos de dividendos high yield, que tiene una beta inferior en relación al mercado. También estamos interesados en energía y divisas de mercados emergentes, que han sufrido desproporcionadamente en la liquidación de 2011 y que, por tanto, tienen un gran potencial de rebote.

 

¿Cuál es vuestra visión actual de mercado?

Radar se ha posicionado con cautela en 2012. Hay actualmente una variedad de factores tanto negativos como positivos que afectan al mercado. La incertidumbre política en Europa y las dudas en la implantación del paquete de rescate van seguramente a sembrar dudas en el mercado. Al mismo tiempo, los fundamentales positivos en la economía de EEUU y sólidos resultados corporativos deberían soportar el mercado. De este modo nos estamos concentrando en temas que son de beta inferior respecto al mercado y que son más lo que consideramos el campo del retorno absoluto. Continuamos buscando oportunidades en temas con un potencial de retorno atractivo y fundamentales sólidos.

 

El fondo, un OICVM con domicilio en Irlanda, emplea una estrategia exclusiva en la cual el equipo gestor, dentro del que se encuentran Jason Smith, gestor principal de cartera de BCFS, e Ian Mizrahi, responsable del área de gestión de carteras, aúna las ideas publicadas por Barclays Capital Research para así crear las estrategias tácticas de asignación de activos. La asignación de activos se realiza mediante el análisis macroeconómico y de mercado de un número de activos globales diversificados y se lleva a cabo con una sólida gestión del riesgo, creando una cartera ágil que pueda reaccionar con prontitud a las condiciones cambiantes del mercado.

Lo más leído