La CCS de Santander AM: tres ángulos para invertir en renta variable


Por valoración, seguramente Europa, Latam y España sean tres de los mercados que mejores oportunidades presentan en bolsa. Tres regiones controladas desde Santander AM por tres gestores muy distintos, la CCS: José Ramón Contreras, José Cuervo y Lola Solana. Este trío de gestores se definen como stock pickers aunque tengan muy en cuenta el enfoque macro. “Es muy importante conocer en qué momento del ciclo estás”, destacan.

En este sentido, desde su ángulo europeo, Contreras señala positivamente como las políticas del Banco Central Europeo están soportando una recuperación lenta pero segura y que las valoraciones frente a otros desarrollados presentan mayor potencial. Sin embargo, indica que hay ciertos nubarrones que podrían enturbiar esta inercia como puede ser “un entorno incierto de desaceleración global”.

Captura_de_pantalla_2016-05-30_a_la_s__17

Además de haber realizado esfuerzos específicos, Solana reconoce como España se ha beneficiado de los vientos de cola en Europa. Resalta que después de las reformas necesarias España lidera en crecimiento gracias a los niveles superiores de demanda interna que el resto de países europeos. “Existe una mejora sustancial, las familias y empresas hemos hecho un esfuerzo por desapalancarnos, los índices de confianza están en máximo”, apunta Solana, quien cree que lo importante ahora es que esto se traslade a la micro. “Esperamos ver revisiones al alza de los beneficios, buscamos historias de recuperación”, concreta. Siempre que no haya recesión, un mal escenario para las pequeñas compañías en las que invierte (pequeñas), “somos positivos a medio plazo”.

Sin embargo, Solana subraya que tanto España como Europa, en un entorno de recesión global, estarían más protegidas que otras regiones como Reino Unido o EE.UU. “Tenemos un recorrido a la baja menor”, precisa. La gestora del Santander Small Caps España, fondo con el sello C de Consistente Funds People, considera que si hubiera recesión sería más por EE.UU. que por China y significaría que “las políticas centrales no han dado resultado, lo que serviría de espejo para Europa”. Aunque se pueda dar la tormenta perfecta políticamente en el Viejo Continente, rebaja su importancia ya que “los puntos importantes se fijan en Europa”.

Por su parte, Cuervo tampoco se muestra preocupado por la desaceleración de China. Eso sí, si hubiera problema con ello, “Latam sufriría mucho”. Respecto a EE.UU., señala que si suben tipos de nuevo sería un riesgo por el recorte de liquidez en los mercados emergentes y que una subida controlada no supondría un problema grande para Latam.

Económicamente Cuervo ve como Latinoamérica empieza a mejorar, aunque sigan “particularmente deprimidos” aquellos países más ligados a materias primas como Brasil. No obstante, en cuanto al ciclo de commodities, no esperan más movimientos bruscos. “Ya están dados”, determina. En cuanto a la política, aunque sea un tema muy complicado actualmente, cree que el nuevo rumbo de los gobiernos latinoamericanos podrían ser vistos positivamente por los inversores.

Captura_de_pantalla_2016-05-30_a_la_s__17

El gestor del Santander AM Latin American Equity opina que el mercado empieza a ver oportunidades en la región, donde las valoraciones están en su punto más bajo de los últimos seis años. “Es el más atractivo dentro de los emergentes”, sentencia. A nivel económico, este año y el siguiente los proyecta débiles, pero considera que el 2017 puede ser un año de transición.

Otro riesgo que a Cuervo le preocupa a largo plazo es que crezca la política nacionalista en todo el mundo. "Sería muy negativo para emergentes y Latam. Todo lo que frene la globalización sería malo para el mundo entero y para emergentes más, sobre todo México", puntualiza.

De pequeñas en España, a medianas en Latam y a grandes en Europa

Además de la región en la que invierten, otra de las diferencias principales de los tres gestores -por la filosofía del fondo que gestiona cada uno- es el tamaño de las compañías en las que invierten. Mientras Contreras mira capitalizadas europeas a partir de los 4.000 millones, Solana se marca el límite en los 10.000 millones. “Donde otros empiezan a mirar, yo termino”, resalta esta última.

Captura_de_pantalla_2016-05-30_a_la_s__17

Desde su ángulo centrado en las pequeñas compañías, Solana busca el binomio valoración y crecimiento, algo que encuentra en mayor medida en este tipo de empresas donde el atractivo del M&A es superior. Actualmente, apuesta más por demanda interna que comercio exterior, donde tiene más dudas.

Contreras, que en estos momentos también tiene una cartera con sesgo a compañías con su negocio basado en Europa, basa su proceso de inversión en las estimaciones de consenso. “Un punto más difícil de encontrar si bajas de capitalización, al haber más dispersión”, añade. La clave del gestor del Santander Dividendo Europa es evitar riesgos mediante una mezcla calidad (negocio estable, caja recurrente, ventajas competitivas y situación financiera razonable) y retribución al accionista recurrente, no aquellas que den el más alto.

Por su parte, Cuervo ve mayor potencial en las empresas latinoamericanas medianas y pequeñas de cara a los dos próximos años. “Las big cap es donde no hay que estar, las otras son más disciplinadas ya que no pueden endeudarse fuertemente en dólar”, explica. Asimismo, subraya como las grandes sufren más los flujos de entradas y salida en los puntos de inflexión de un mercado con tanto riesgo como el latinoamericano.

Por sectores, Cuervo descarta a las materias primas -salvo aquellas ligadas con la agricultura-, en consumo apuesta por las compañías chilenas y mexicanas -en Brasil aconsejar esperar dos años- y ve una recuperación importante del sector industrial en Chile y Brasil. Respecto a Argentina, tiene una visión más a medio plazo. “La economía necesita atravesar una dosis de austeridad como España hace dos años. Hay que pasar antes por ello para que el consumo mejore, además de que está muy caras”, concluye.

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído