La cartera de los fondos de Bantleon registrados en España anticipa buenas noticias


Desde hace sólo unos días, los fondos Opportunities de la gestora Bantleon (Bantleon Opportunities S y Bantleon Opportunities L), comercializados en España por Capital Strategies, están posicionados en bolsa, lo que puede interpretarse como un signo de confianza en una activación del mecanismo de solidad europeo con respecto a los países en problemas y la apertura de un verano más tranquilo.

Así lo explica Daniel Rubio, uno de los fundadores y consejero delegado de la agencia de valores especializada en la representación de gestoras extranjeras en el sur de Europa y Latinoamérica, que se muestra cautivado por la rentabilidad y la calidad de los subyacentes de los fondos que acaba de traer para su comercialización en España.

Capital Strategies acaba de registrar dos fondos de la entidad luxemburguesa especializada en renta fija Bantleon (perteneciente al banco suizo Bantleon), lo que supone la entrada de la gestora en el mercado español. Ambos productos, con más de tres años de track-record, están gestionados con mentalidad de retorno absoluto (a un año, el Bantleon Opportunities S, que trata de lograr un retorno anual del 4%, ha conseguido un 6,73%, mientras que el Bantleon Opportunities L, con un objetivo del 6%, ha ganado el 6,01%).

Se trata de dos fondos de deuda soberana europea que solo invierten en emisiones de máxima calidad (AAA) (fundamentalmente ahora deuda alemana, y algo de Francia y Austria además de agencias), pero que gracias a su carácter mixto, tienen una parte del portfolio con exposición a renta variable mediante futuros del DAX (ante su componente exportador y de exposición al ciclo), lo que permite a los gestores potenciar la rentabilidad.

Así, el Bantleon Opps S puede invertir o bien el 0% o bien el 20% en futuros del DAX, mientras que el Bantleon Opps L puede decidir entre posicionar el 0% o el 40%. "La decisión es simple: estar o no estar en bolsa", explica Rubio, afirmando que pueden vender la cartera en cuestión de minutos, ante su alta liquidez, algo que también se haría ante bajadas de rating sobrevenidas.

Esa respuesta a estar o no en bolsa es, junto a la determinación de la duración de los bonos -para el primero de los fondos de entre cero y siete años, mientras que para el segundo entre cero y  nueve-, son las dos decisiones clave de la cartera, tomadas de forma muy activa (se revisa de forma diaria) y basadas en un análisis fundamental de datos económicos completado con criterios técnicos. Ese análisis constituye el ingrediente secreto de una gestión que ha dado muy buenos retornos en los últimos años, anticipando los movimientos del mercado de bonos y acciones.

Actualmente, los gestores están en bolsa pero son prudentes en la duración, de dos años aproximadamente. De hecho, los fondos cambiaron recientemente su política de inversión para sustituir la duración mínima de dos años hasta cero, para reducir totalmente este riesgo y ante la carestía del bono alemán.

“No tiene sentido que un inversor con un perfil de riesgo fijado tenga siempre en su cartera un porcentaje fijo de bolsa independientemente de las condiciones del mercado”, explica Rubio, que apuesta por dar soluciones más flexibles a los inversores. Los fondos serán comercializados entre clientes institucionales, pues ya están en las principales plataformas, y también particulares a través de bancas privadas previsiblemente antes del mes de diciembre. Capital Strategies invierte parte de sus recursos propios en las gestoras que comercializa, entre ellas Bantleon o Muzinich.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído