La calidad de los mercados de crédito emergente


Toni Conde, responsable de gestión de activos de Renta 4, selecciona en nuestra sección En Cartera cuatro productos de renta fija emergente: ING (L) Renta Emerging Markets Debt Local Currency, MFS Meridian Funds - Emerging Markets Debt Fund, Skandia Emerging Markets Debt y BNY Mellon Emerging Markets Debt Local Currency.

Análisis elaborado por Toni Conde, responsable de gestión de activos de Renta 4.

La globalización de la economía mundial no es algo tan perverso como a veces lo vemos, de hecho ha sido y sigue siendo un factor muy importante en la evolución de los países emergentes. Actualmente, vemos como nos dejan atrás en crecimiento y oportunidades de inversión, pero son países que siguen necesitando de la inversión y la experiencia de los países que hoy conocemos como desarrollados.

Las mejoras fiscales, políticas, monetarias, informativas, liquidez y rating en estos países en vías de desarrollo se han reflejado en los últimos años en numerosas oportunidades de inversión (no exentas de riesgos y volatilidad), que una vez pasado el temor al credit crunch (estrangulamiento del crédito) del último trimestre de 2008 surgieron interesantes oportunidades no sólo para los inversores de renta variable, sino también para los de renta fija emergente. Un tipo de activo este último, que años atrás hubiera supuesto un alto riesgo de impago, iliquidez y opacidad, ha ido evolucionando hacia un activo líquido con una calidad crediticia aceptable para un perfil de riesgo no sólo agresivo. 1993: sólo Corea del Sur que representaba un 2% del índice JP Morgan EMBI Global Index tenía Grado de inversión 2009: el 57% de este mismo índice es Grado de inversión (Brasil, Bulgaria, Chile, China, Colombia, Salvador, Hungría, Kazakstan, Malasia, México, Perú, Polonia, Rusia, Sudáfrica y Túnez) Actualmente, pese al buen comportamiento de este tipo de activo durante el 2009, creemos que sigue habiendo potencial de revalorización, quizá ya no tanto por precio (como sucedió el año pasado) como por el cupón e incluso divisas de estos países con sólidos fundamentales. En las últimas semanas/meses, hemos tenido el placer de reunirnos con varios especialistas de producto de esta categoría, de los que valoro enormemente su análisis y experiencia que suponen una importante fuente de valor añadido para profesionales como yo. Me gustaría destacar y agradecer el paso de Robert Hall de MFS Investment Management y de Alex Over de Standish (BNY Mellon) por nuestras oficinas, dos especialistas de alto nivel que compartieron con nosotros su experiencia y visión sobre el tema. En cuanto a fondos de inversión, la elección para este tipo de activo no es sencilla pues la especialización es notable, y por tanto, la calidad. Aunque nos quedaríamos con los siguientes ordenados de menor a mayor riesgo, destacando las características que los diferencian: ING (L) Renta Emerging Markets Debt Local Currency. Invierte principalmente en emisiones locales de deuda emergente con duración inferior a 1,5 años (50% de la cartera mercado monetario y resto bonos de corto plazo) de 24 países diferentes. Proporciona exposición a divisas emergentes, evitando el riesgo de duración de crédito. MFS Meridian Funds - Emerging Markets Debt Fund. Invierte principalmente en emisiones externas de deuda gubernamental emergente, es decir, en USD o EUR, aunque también puede invertir hasta un 20% en deuda emitida en divisa local y hasta un 20% en deuda corporativa. Proporciona exposición a los cupones ofrecidos por deuda gubernamental emergente, pudiendo incrementar su potencial selectivamente con divisas y/o emisiones corporativas. Skandia Emerging Markets Debt. Gestionado por Stone Harbour. Invierte principalmente en emisiones externas de deuda gubernamental emergente, es decir, en USD o EUR, aunque también puede invertir en deuda emitida en divisa local y en deuda corporativa, sin límites. Proporciona exposición a los cupones ofrecidos por deuda gubernamental emergente, pudiendo incrementar su potencial selectivamente con divisas y/o emisiones corporativas. BNY Mellon Emerging Markets Debt Local Currency. Gestionado por la boutique Standish. Invierte en deuda de países emergentes denominados en moneda local (máx. 10% en emisiones en dólares). Baja correlación con la deuda emergente denominada en dólares. Proporciona exposición a los cupones ofrecidos por deuda y divisas emergentes, pudiendo incrementar su potencial selectivamente en emisiones corporativas.

Profesionales

Lo más leído