La brecha entre la renta variable de países emergentes y desarrollados se difumina


La reducción del diferencial del coste del capital hace que la rentabilidad de las inversiones crezca más rápido en los mercados emergentes que en los desarrollados. Así, las empresas de los países emergentes se beneficiarán de un mejor ratio precio/rentabilidad y cotizarán con unos valores superiores a los valores de los mercados desarrollados, tanto en términos de sus valoraciones con garantía de activos como en el cálculo de su rentabilidad. Es la opinión de Claudio Brocado, gestor senior del equipo especializado en países emergentes de Batterymarch, filial de Legg Mason.

“Históricamente, los mercados emergentes han tenido un coste del capital significativamente más alto que los países desarrollados, lo que les situaba en desventaja, pero han aprovechado otras ventajas competitivas, como los menores costes laborales, para ganar enteros en la economía global. Sin embargo, a medida que la globalización avanza, el coste del capital también se ha globalizado, de manera que las empresas de los países emergentes pueden hacer negocios por un precio cada vez menor", indica Brocado. De este modo, la capacidad de los emergentes de ofrecer más valor que los desarrollados ha ido en aumento a medida que se ha estrechado el diferencial entre los costes de capital.

Mientras las acciones en los países emergentes todavía cotizan a precios bajos en relación a su rentabilidad, sus precios son altos en relación a la valoración de sus activos y el ratio precio/ valor contable. Batterymarch plantea que el mayor ratio precio/ valor contable está totalmente justificado a la vista de su mejor ROE, del mismo modo que, según la teoría financiera, una compañía cuyas rentabilidades exceden sus costes de capital debería ser valorada por encima de su valor contable. Esto significa que, cuanto mayor es el ROE, mayor es el ratio precio/ valor contable para un valor determinado o para el mercado de renta variable en su conjunto.

“Por lo general, se prevé que las compañías de los mercados emergentes seguirán ofreciendo por mucho tiempo rentabilidades superiores a las de los mercados desarrollados, lo que aumentará el ratio precio/rentabilidad. Aunque actualmente no contamos con la posibilidad de un aumento de los múltiplos precio/rentabilidad y, mucho menos, que su calidad supere a los valores en mercados desarrollados, sí creemos que es muy probable que esto ocurra a más largo plazo”, dice Brocado.

Para Batterymarch, los mercados emergentes han logrado superar a los desarrollados con respecto a la rentabilidad de la renta variable, a pesar de una utilización más prudente del apalancamiento. Dados sus relativamente bajos niveles de deuda, su superioridad en el retorno por acción es incluso más significativa que su ventaja en términos de ROE. Las compañías en los mercados emergentes tienen margen para aumentar aún más el ROE por medio del apalancamiento, en parte gracias al decrecimiento del coste de capital.

“Creemos que mientras las compañías de los mercados emergentes continúen proporcionando mayores rentabilidades que las de los países desarrollados, mantendrán su ventaja en cuanto al precio/ valor contable. Si la superioridad de su ROE se incrementa mediante un aumento del diferencial sobre el coste del capital, esa ventaja está plenamente justificada e, incluso, puede mejorar”, concluye Brocado.

 

Lo más leído