Tags: Negocio |

La bolsa suiza (SIX) lanza una OPA sobre BME


Six Group, (SIX), sociedad cabecera del grupo que gestiona las infraestructuras de mercados y sistemas financieros de Suiza, realiza una oferta pública de adquisición (OPA) por el 100 por 100 de las acciones de BME, ofreciendo un precio de 34 euros por acción, lo que supone una valoración cercana a los 2.850 millones de euros, sujeta a la condición de que sea aceptada por accionistas titulares del 50 por 100 más una acción de las acciones de BME, y a la obtención de las autorizaciones legalmente exigibles.

Esta oferta se produce al mismo tiempo que BME negocia con Euronext, tal y como ha informado la bolsa española, respecto a una potencial operación de adquisición de la totalidad del capital social de BME por parte de Euronext.

La bolsa de suiza SIX ha expuesto ante el Consejo de Administración de BME su proyecto industrial para la futura gestión de los mercados, sistemas e infraestructuras actualmente gestionados por BME, así como los compromisos que está dispuesto a asumir frente a BME y a las autoridades españoles con el objetivo de garantizar la preservación de la integridad y estabilidad de los citados mercados, sistemas e infraestructuras.

El plan de SIX es utilizar a BME como plataforma para crecer e incrementar la presencia del negocio combinado en la UE. Entre otros compromisos, SIX mantendrá las marcas actuales de BME y las líneas de negocio, sedes, oficinas y estrategias en España al menos durante un periodo transitorio de cuatro años. Por otro lado, el plan de SIX es que BME sea el hub de negocio e interconexión del Grupo SIX con los mercados latinoamericanos.

Asimismo, destacan que BME Clearing e Iberclear tendrán los niveles necesarios de capital regulatorio que se requieren para desarrollar su actividad conforme a la legislación aplicable y los niveles adicionales que sean exigidos por la CNMV o las autoridades regulatorias. “En todo caso estarán suficientemente capitalizadas para cumplir con sus obligaciones legales”, explican.

Las filiales reguladas de BME (así como el personal y las tecnologías necesarias para su funcionamiento) se mantendrán en España en los términos previstos que resulten del procedimiento de autorización ante la CNMV y el Gobierno español. Por otro lado, SIX estima que el negocio de BME se mantendrá con un grado suficiente de independencia y no trasladará el domicilio social de las entidades reguladas fuera de España, salvo autorización de la CNMV.

En caso de recibir la aprobación definitiva, durante un periodo de tres años, y tras consultarlo con los reguladores, SIX seleccionará las plataformas óptimas para prestar un servicio eficiente y orientado al cliente.

El Consejo de Administración se ha comprometido a la firma de un acuerdo de break-up fee por importe del 0,50 por 100 del efectivo de la operación, que habrá de satisfacerse si la OPA no prospera a consecuencia de que se apruebe y liquide una oferta competidora.

Noticias relacionadas

Lo más leído