La bolsa, la principal apuesta para 2012 de March Gestión


Las mejores oportunidades de inversión están en la bolsa. Así lo cree José Luis Jiménez, director general de March Gestión, al asegurar que la renta variable es la que ofrece los mayores potenciales de crecimiento a medio-largo plazo, siempre y cuando el inversor sea consciente de la necesidad de mantener la cabeza fría ante las fuertes oscilaciones que pueden sufrir los activos a corto plazo. “Es la opción más interesante en función del binomio rentabilidad-riesgo”, afirma.

 

En la presentación estratégica de Banca March para el 2012, Jiménez apuntó a varios factores que justificarían una valoración superior de la renta variable, entre las que destaca “unos PER en niveles históricamente bajos, unas rentabilidades por dividendo que continúan siendo atractivas y unos resultados empresariales positivos”. Entre sus preferencias destacan sectores defensivos, como el de tecnología, telecomunicaciones, consumo no cíclico e incluso el industrial, frente a los bancos, a los que deja de lado.

 

Por regiones, su apuesta para el próximo año se centra en renta variable estadounidense, prestando especialmente atención a compañías con una fuerte exposición a unos mercados emergentes que, según sus previsiones, “seguirán comportándose mejor que el resto”. Y es que, en su opinión, dentro de una década, entre los diez países que más van a contribuir al crecimiento del PIB mundial, sólo uno –Estados Unidos- corresponderá a una economía desarrollada.

 

“Si el siglo XIX fue el siglo de Europa y el XX el de Estados Unidos, el siglo XXI va a ser claramente el de Asia”, indica. “Aunque algunos países como China tendrán que hacer frente a aspectos como el deterioro del mercado inmobiliario, el excesivo endeudamiento de los gobiernos locales o una posible escalada de los precios, “estos riesgos son muy manejables por parte del Gobierno”, dice Jiménez.

 

En cuanto al mercado de renta fija corporativa, este experto recomienda entrar en activos de high yield de Estados Unidos y países emergentes, frente a aquellos que mantienen el grado de inversión. “Los diferenciales que pagan este tipo de bonos compensan con creces las probabilidades de un impago”, asegura.

 

En el mercado de deuda pública, la firma mantiene su apuesta por bonos con vencimiento a corto plazo. En este sentido, el director general de March Gestión ve muy elevada la valoración del bund, por lo que se decantan por invertir en el bono español, mucho más atractivo en término.

 

Por ese motivo, García considera que los bancos centrales de los países desarrollados mantendrán los tipos de interés estables hasta final de año, no descartando incluso nuevas inyecciones de liquidez si no se lograse la reactivación de la economía. Del mismo modo, espera una lenta recuperación del consumo y la inversión, así como una mejoría de los resultados empresariales que, según sus previsiones, seguirán creciendo, aunque a un ritmo inferior.

 

En el plano macroeconómico, la firma cree que el próximo año será un año en el que el crecimiento irá de menos a más en la medida en que mejore la confianza en la economía. Aunque en conjunto, el crecimiento mundial será inferior a la media de los años anteriores, el director de estrategia de mercados de Banca March, Miguel Ángel García, cree que el PIB avanzará a un ritmo de entre el 3% y el 3,5%, en un entorno en el que no se esperan presiones inflacionista.

Empresas

Lo más leído