“La bolsa descuentan unas caídas excesivas de beneficios, pero la volatilidad actual penaliza al mercado”


Marisa Mazo, directora de análisis de Ahorro Corporación, apunta un escenario de recesión global para 2009, con caídas del PIB en EEUU (del 0,7%), Eurozona (0,6%), España (1,2%) y Japón (0,2%) y un crecimiento inferior al de los últimos años en los países emergentes. Uno de los riesgos principales a los que se enfrenta el mercado en 2009 será la incertidumbre creada por la revisión indiscriminada de los beneficios empresariales. En opinión de Marisa Mazo, la bolsa ha sobredescontado las caídas de beneficios, siendo en algunos casos excesivas. “Se descuentan caída del beneficio por acción del 35% en el periodo 2007-2009 para el Euro Stoxx 50”. No obstante, reconoce que la volatilidad actual dificulta, de momento, una buena fijación de los precios. En este sentido, reconoce que los modelos cuantitativos están dando un margen de error muy grande a la hora de fijar el beneficio futuro, que llega a ser del 40%.



En este escenario, cree que habrá oportunidades y prefiere los sectores de telecomunicaciones y eléctricas para 2009, aquellos que pueden tener unos negocios que soporten mejor el descenso generalizado de los beneficios y que pueden mantener una rentabilidad por dividendo atractiva. En su opinión, éstos serán los sectores que deberán tirar en un primer momento de la recuperación, para después ser sustituidos por otros, incluidos los inmobiliario y bancario.



Para Mazo, por el momento, es mejor esperar a ver como evolucionan los bancos, en los que tendrá que haber procesos de concentración, reestructuraciones e, incluso, nuevas ayudas e intervenciones, algo que le podría tocar incluso a algún banco cotizado español. En este sentido, cree en la fortaleza de los grandes bancos, Santander y BBVA, y en la posibilidad de que algunos de los medianos participen en procesos de integración y fusiones. En su opinión, el sector financiero español no necesitará ampliaciones de capital hasta que la mora suba por encima del 12%. Mientras se aclara el panorama, prefiere no invertir en un sector en el que también se verán recortes del dividendo y reducciones de pay-out.

Lo más leído