La Bolsa de Santiago se incorpora a la Sustainable Stock Exchange


El directorio de la Bolsa de Comercio de Santiago aprobó este lunes la incorporación de la plaza bursátil a la Sustainable Stock Exchange (SSE), iniciativa creada en 2009 por la ONU, de la que ya son parte, entre otros, los mercados bursátiles de Nueva York, Londres, Francfort o Johanesburgo, además de México, Colombia, Brasil y Lima, a nivel latinoamericano.

La SSE es una plataforma de aprendizaje que permite a las bolsas de valores trabajar junto a inversionistas, reguladores y empresas para mejorar la transparencia corporativa y, finalmente, su rendimiento sobre temas ambientales, sociales y de gobierno corporativo,  con el objetivo de fomentar enfoques de inversión responsable y de largo plazo.

El presidente de la Bolsa de Santiago, Juan Andrés Camus, afirmó que “la incorporación a la SSE permitirá a la Bolsa de Comercio de Santiago ser parte de los avances en materia de sostenibilidad de los mercados financieros en el mundo, un tema central en el éxito para la creación de valor en los negocios y en la construcción de un ambiente de confianza y transparencia para los inversionistas. Al mismo tiempo, representa una buena oportunidad para intensificar el diálogo sobre estas materias con otras bolsas a nivel  internacional”.

La decisión de adherir a la Bolsa a la SSE está en línea con el trabajo que ha impulsado la Bolsa de Comercio de Santiago en materia de sostenibilidad y transparencia del sistema financiero, a través del desarrollo de diversas iniciativas, políticas internas, normativas y adopción de estándares internacionales, explican en la institución.

En esa misma línea, la Bolsa de Santiago ha iniciado recientemente un proceso de licitación para la construcción, implementación y comercialización de un nuevo Índice de Sustentabilidad, del cual participarán las más importantes empresas internacionales proveedoras de índices bursátiles, de modo de tener un panorama completo de los emisores del mercado bursátil local, proceso que debiera concluir en enero de 2015.

A través de este índice, la Bolsa de Santiago, aseguran desde la compañía organizadora, busca mantener el liderazgo en la promoción de la inversión responsable, junto con incentivar financieramente la incorporación de procesos sustentables en las prácticas de las empresas que participan en el mercado bursátil chileno, contribuyendo así a la creación de valor de las empresas.