La bolsa de EEUU, apoyada por los fundamentales, y la europea, por las valoraciones


Raiffeisen  analiza en su informe trimestral  la situación económica que presentan Estados Unidos, la Unión Europea y países emergentes como China, Brasil o la India, así como las perspectivas sobre la cotización de sus mercados de renta variable y las materias primas.

Según Raiffeisen, EEUU muestra un debilitamiento mayor al previsto debido a factores como el persistente nivel elevado de endeudamiento de los consumidores, de las pérdidas de ingresos (desempleo), de la caída de los precios de la vivienda y de las dificultades de suministro, como consecuencia del terremoto de Japón. La gestora incide también en la negatividad de los republicanos al incremento del límite de endeudamiento estatal. "Estados Unidos puede caer en la insolvencia dentro de unas cuantas semanas", dice. El límite de 14,3 billones de USD ya se ha alcanzado, incluso superado. Se espera que “sea como sea “ se llegue a un acuerdo.

El final del QE2 no ha traído la subida de los rendimientos que algunos creían y la Fed sigue viendo sobre todo los riesgos de una situación económica demasiado débil, según el informe. Con respecto a las acciones estadounidenses continúan por el momento bien apuntaladas por buenos datos fundamentales, dice el estudio.

En la zona euro, las noticias negativas en torno a la política presupuestaria y de endeudamiento, y a las crisis de deuda euro continúan. Además, los indicadores anticipados apuntan a un ligero enfriamiento. El PIB de la UE creció un 0,8% en comparación trimestral, lo cual equivale a un aumento anualizado del 2,5%. El problema es que la disparidad entre los países de la zona euro amenaza con agrandarse."En la crisis de endeudamiento el tiempo juega en contra de Europa", dicen en la gestora, señalando los riesgos de que la crisis de endeudamiento "amenaza con extenderse a Italia".

Con todo, las acciones europeas siguen presentando valoraciones muy atractivas en una comparación internacional mientras la intensificación de la actividad en el campo de las adquisiciones y fusiones de empresas es un argumento a favor que podría impulsar las cotizaciones en los próximos meses. Para la entidad, las acciones de empresas de capitalización baja son por el momento, más robustas que las large caps.

En el mundo emergente, Raiffeisen cree que las perspectivas siguen siendo positivas, y pronto se habrá superado el punto álgido de la inflación pues la política monetaria restrictiva surge efecto y las perspectivas de crecimiento siguen siendo buenas, pese al debilitamiento.

En China los indicadores anticipados apuntan a que el crecimiento económico continue ralentizándose. Se ha controlado la presión sobre los precios, "lo que puede provocar el final de la debilidad de la renta variable china". De hecho, en el actual nivel no cabe considerar caras sus cotizaciones, pero tampoco sumamente baratas, máxime si tenemos en cuenta que los muy pequeños porcentajes de créditos en mora que han estimado la mayor parte de los analistas probablemente sean demasiado bajos y es fácil que suban en los próximos años. En Brasil, los últimos datos han mostrado sorpresas positivas, mientras en Rusia persiste la incertidumbre en torno a las elecciones presidenciales y en India apuesta por la subida de las cotizaciones.

Con respecto a las materias primas, Raiffeisen cree que su potencial a corto plazo está en buena medida agotado, pero las perspectivas a largo plazo no han dejado de ser positivas.

Lea el informe completo aquí:

 

 

Lo más leído