“La bolsa china se encuentra entre las más baratas de Asia”


“Es en el mercado doméstico chino [las acciones A] donde existe riesgo de burbuja. En cambio, la renta variable a la que tiene acceso el inversor extranjero está a precios razonables. De hecho, la bolsa china se encuentra entre las más baratas de Asia”, comenta Craig Chen, gestor del DWS Invest Chinese Equities. Así, el PER estimado para 2009 de las acciones clase A es de 22,7 veces, mientras que las recogidas en el índice HSCEI tienen un PER de 15,5 y las del resto de países asiáticos (excepto Japón), un 18,3. “China tiene mejores perspectivas de crecimiento que sus vecinos asiáticos y cuenta con una economía más saneada”, añade Chen.

El país lidera las perspectivas de crecimiento a nivel mundial (rondará el 10% del PIB, según previsiones para 2009). “Está en un momento del ciclo económico distinto al de muchos otros países”, explica Chen. Además, China se encuentra en una situación financiera mucho más saludable que otros mercados, gracias al elevado nivel de ahorro y el bajo nivel de endeudamiento. De hecho, la ratio de préstamos sobre depósitos no llega al 70%.



Por otro lado, el gestor descarta que el futuro de China dependa exclusivamente de las exportaciones y, por tanto, de la capacidad de los países occidentales para recuperarse de la crisis. “China tiene superávit comercial y además ya no fomenta las exportaciones. En términos de manufacturas se está concentrando en bienes de valor añadido”, aclara.



Según el experto, las grandes ciudades chinas son las que se ven más afectadas por la marcha de la economía mundial, pero las ciudades del interior dependen más de motores de crecimiento independientes, como la inversión en infraestructuras.



Otra de las palancas de crecimiento de China ha sido el importante crecimiento del crédito, aunque según Chen, lo más probable es que los bancos acaben bajando el pistón. “El ritmo de concesión de préstamos se va a normalizar para que no haya demasiada liquidez en el sistema”, dice.



Por otro lado, el gestor del DWS Invest Chinese Equities sostiene que los bancos cuentan con un balance muy saneado, por lo que el producto dedica más de un 30% de la cartera al sector financiero. Otra de las apuestas del fondo es por sectores defensivos, así como por las energías renovables. China es el país que más gases contaminantes emite en el mundo. Además, su demanda de energía crece de forma exponencial y se estima que podría consumir el 15% de la energía mundial en 2020.

Empresas

Lo más leído