La ausencia de grandes campañas de garantizados deja reembolsos en abril de 900 millones


Tras varios meses con suscripciones netas, la industria de fondos de inversión española volvió en abril a terreno negativo. Según Ahorro Coporación, la causa podría estar en la ausencia de grandes campañas de garantizados durante las últimas semanas, pues si estos productos habían impulsado el patrimonio durante el primer trimestre del año, con captaciones de 4.200 millones de euros, la parálisis de su actividad en abril y la continuidad de salidas en los fondos de renta fija se saldó con reembolsos netos en el mes de 890 millones de euros. Así, el patrimonio de los fondos sufrió una caída bruta de 940 millones de euros y se sitúa en los 144.900 millones de euros, por debajo de los 145.200 millones con los que cerró 2010.

 

 

Así, en abril vieron la luz cuatro garantizados y apenas se renovaron las garantías de una decena de fondos, “estos últimos probablemente con el objetivo no de captar nuevo capital, sino de retener el patrimonio gestionado”, dicen en Ahorro Corporación. La categoría perdió más de 200 millones según sus datos, debidos en una cuarta parte a reembolsos y en el 75% restante a la evolución del mercado. A este hecho se sumaron salidas de más de 600 millones en los productos de deuda (230 millones en renta fija a corto, 240 millones en renta fija duración y 200 millones en mixtos de renta fija), pues la petición oficial de Portugal de un rescate del país reavivó cierto nerviosismo en los mercados de deuda pública que hizo que la prima de riesgo de España volviera a marcar cifras por encima de los 200 puntos básicos.

En este contexto, los fondos monetarios también vieron salidas, de 110 millones de euros, y sólo los de renta variable lograron captaciones netas –de 30 millones de euros, que con el efecto mercado se tradujo en una revalorización de 80 millones-, si bien los mixtos de bolsa cerraron abril con flujos negativos, mientras los FIL se mantuvieron planos.

Pérdidas entre las grandes

Durante los tres primeros meses del año había sido la actividad comercial de La Caixa -que sumó 2.050 millones de euros- la que posibilitó el avance del mercado. En abril, en cambio, perdió 79 millones de euros. Entre las grandes entidades, la más perjudicada durante el mes de abril fue BBVA, cuya gestora sufrió caídas patrimoniales por valor de 480 millones de euros, motivadas, principalmente, por los vencimientos de garantizados y la ausencia de importantes captaciones en esta categoría. Santander AM perdió 170 millones, algo que hace que las dos mayores gestoras de fondos españolas sigan perdiendo cuota con respecto al total. De entre las grandes, sólo Banco Sabadell, cuyos fondos sumaron 360 millones de euros, e Ibercaja, con 20 millones más, lograron cerrar abril en positivo. En total, las 10 mayores gestoras se dejaron 11 puntos básicos de cuota, con seis entidades en negativo y cuatro avanzando posiciones (La Caixa, Banco Sabadell, Ibercaja y Bankinter).

El contrapunto a la caída generalizada de patrimonio lo pusieron las rentabilidades obtenidas en la gran mayoría de las categorías. A pesar de sufrir las consecuencias del desastre de Japón, la revisión del rating estadounidense y, sobre todo, el rescate de Portugal, los fondos cerraron el mes manteniendo las ganancias obtenidas en el primer trimestre. Sólo los productos inmobiliarios y los garantizados reflejaron rentabilidades negativas, del 0,2% y 0,3% respectivamente.

 

Fuente: Ahorro Corporación

Lo más leído