“La asignación de activos es la manera de aportar valor y diversificación”


Distintas voces aseguran que el próximo año podría ser el de los fondos de asignación de activos. En la gestora portuguesa Atrium encaran 2013 con 13 años de experiencia en la gestión de este tipo de productos. “Nosotros pensamos desde siempre que la asignación de activos es donde se puede añadir valor y ofrecer diversificación real a los clientes. Para nosotros no es una moda”, asegura Pedro Santa Clara, socio y gestor de Atrium.

La entidad tiene 1.000 millones de euros en activos bajo gestión y es la primera gestora independiente portuguesa. Cuenta con oficina en Madrid y Ginebra y, en los últimos tiempos, han hecho un importante esfuerzo de internacionalización. Sus fondos son luxemburgueses, con Pictet como depositario, y actualmente ya dos tercios de sus clientes son de fuera de Portugal. En España, registraron sus tres fondos en verano.

Por tipología de clientes, dos tercios son institucionales y sólo un tercio particulares. Gestionan fondos de inversión y mandatos. “Desde el principio sólo nos hemos dedicado a la gestión de carteras y sólo eso. No hacemos banca privada ni asesoramiento”, explica Santa Clara. “Además somos una gestora saneada y hemos conseguido mantener estables los activos bajo gestión a lo largo de los años”.

En opinión de Santa Clara, uno de sus principales rasgos diferenciadores es que en la gestora los directivos son socios desde hace años, por lo que, asegura, mantienen “un gran compromiso con la empresa y la gestión” que hacen. “Tenemos un horizonte de inversión a muy largo plazo. Nuestro objetivo principal es mantener el dinero de los clientes, que es el nuestro, pase lo que pase”, dice.

Gestión libre sin índices de referencia

Para ello, se centran en la asignación de activos táctica a través de todos los activos en todo el mundo. Se basan en sus propias ideas de inversión, siempre con especial atención al riesgo, que no ven sólo como volatilidad sino como la máxima caída en un periodo concreto de tiempo (máximo drawdown). Así, en sus fondos Quadrant y Sextant tan sólo han registrado un año de caída en su historia. La entidad cuenta con tres fondos que, de menor a mayor riesgo son Quadrant, Sextant y Octant.  

Tienen un comité de inversiones que marca las estrategias a largo plazo y luego el día a día lo llevan Pedro Santa Clara y Mario Vigario. “Normalmente buscamos una idea de inversión y vemos cómo es la mejor manera de implementarla, la más eficaz”, explica el gestor. Y para ello usan futuros, ETF, fondos o inversión directa. Además, utilizan posiciones cortas cuando lo creen oportuno. “Podemos llegar a ser muy testarudos pero si estamos convencidos de una idea, mantenemos nuestra postura sin dejarnos llevar por la mayoría”, dice. Así, por ejemplo, a comienzos de año pensaban que el mundo era demasiado binario y no querían tomar partido pero sabían que, con esa actitud, iban a registrar rentabilidades mediocres. Pero no han querido tomar el riesgo. Por ello, en el año, Quadrant asciende un 2,5% y Sextant, un 1,9%.

Santa Clara considera que actualmente “la renta fija de alta calidad es garantía de miseria”. Cree que habrá inflación, por lo que mantienen la duración de su carteras baja. Tienen algo de crédito y una asignación moderada a renta variable, dentro de la que prefiere la europea y la de mercados emergentes. “Vivimos en un  momento de represión financiera, así que hay que esperar retornos bajos en los próximos años”, advierte.

En los últimos dos años, en Atrium han tomado la decisión de no tener exposición a Portugal, ni en las contrapartes que utilizan ni en inversiones directas en bolsa ni en deuda. Esto ha cambiado ligeramente y en los últimos tiempos, en su fondo más arriesgado, Sextant, han tomado algo de posición en deuda portuguesa por contrarrestar la española y capturar ese diferencial.
Santa Clara considera que sí hay valor en Portugal y España pero que los inversores chinos están más dispuestos y preparados a tomar ese valor porque los locales ya tienen mucha exposición a sus propios mercados. “El riesgo no es algo inherente al activo, sino que es lo que suponga ese activo para cada inversor y los españoles y portugueses ya están muy expuestos al riesgo España y Portugal”, dice.

El fondo Sextat cuenta con 51 millones de euros en activos bajo gestión y desde su lanzamiento en 2005 registra una rentabilidad anualizada del 6,8%, con una volatilidad del 6,5%. Por su parte, Quadrant tiene 101 millones en activos y desde 2002 ha obtenido un retorno del 5,6% anual, con una volatilidad del 4,2%. Por último, Octant, que es un fondo de asignación de activos dentro de la renta variable que puede estar invertido entre el 50% y el 150%, se lanzó en 2008 y ha registrado un retorno del 10,4% con un 13$ de volatilidad. Tiene 14 millones de euros de patrimonio.

Noticias relacionadas

Lo más leído