La asignación de activos de Schroders: positivos en renta variable y renta fija


La británica Schroders está positiva en renta variable y renta fija, según su asignación de activos correspondiente a noviembre, frente a una visión negativa en alternativos y liquidez. Tanto es así que, en palabras de Keith Wade, su macroeconomista jefe, "estar en liquidez es perder dinero". Wade cree que el entorno de tipos bajos se va a mantener por mucho tiempo, lo que hace que sea un mercado complicado para generar rentabilidad y "la renta variable es una de las maneras, aunque sea exclusivamente por su dividendo, si éste está seguro".

Dentro de la renta variable, la gestora prefiere la europea continental y la de mercados emergentes, mientras que está negativo en la estadounidense. En renta fija, opta por la de alta calidad y la de alta rentabilidad, frente a una posición negativa en la deuda gubernamental y neutral en emergentes y bonos ligados a la inflación.

En opinión de Wade, el anuncio de compra de deuda por parte del BCE "es una red de seguridad fantástica que ha eliminado bastante el riesgo de cola" pero asegura no entender por qué España no ha recurrido ya a este mecanismo. "Creo que Mariano Rajoy está esperando a que aumenten más los diferenciales de deuda para poder justificarse cuando pida el rescate, como si el mercado le obligase a ello", dice, por lo que considera que la reticencia del Gobierno español se debe a un "cálculo político". Sí apoya la creación de Sareb, el banco malo, al igual que la recapitalización del sistema financiero que se está llevando a cabo en España, pues considera que "son pasos importantes, que van en la buena dirección".

A largo plazo, el macroeconomista jefe de Schroders señala como principales retos para Europa la necesidad de mejorar sus niveles de competitividad, especialmente en España, y los posibles problemas de cohesión social que se pueden dar si continúan las medidas de austeridad que se están implementando en distintos países. Francia también ha entrado en la paleta de preocupaciones dentro del Viejo Continente, y en los países periféricos considera que se necesitan más reformas estructurales aunque, reconoce, hay cierta fatiga y no están dando los resultados necesarios. Su previsión para 2013 en la eurozona es de una caída del PIB del 0,5%.

En Estados Unidos, está convencido que se llegará a un acuerdo en el tema del abismo fiscal antes de finales de año aunque, señala, igualmente se necesitarán fuertes ajustes en el país, lo que hará que su crecimiento sea complicado en los próximos años. Wade cree que no se debe hablar de un QE 4 o QE 5 porque considera que lo que se va a haber es un QE infinito, en el que "los bancos centrales van a hacer lo que haga falta hasta que se solucionen los problemas".

 

La asignación de activos de Schroders
 
Renta variable + Renta fija + Alternativos - Liquidez - Divisas   
Por regiones Por sectores Por sectores   USD+
EE. UU.-Gubernamental-Inmobiliario0  JPY0
Europa ex Reino Unido+Ligada a la inflación0Materias primas0  EUR-
Reino Unido0Grado de inversión+    GBP0
Pacífico ex Japón0Deuda de mercados emergentes0    AUD0
Japón0High yield+    CHF0
Mercados emergentes+      EM0
        Oro+

 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído