La arquitectura abierta no atrapa a las entidades de pensiones españolas


A las entidades de pensiones españolas no les gusta la arquitectura abierta. Según el “Barómetro de las Pensiones Privadas en España” de Robeco y AXA IM del primer trimestre, realizado por Funds People y Kessler & Casadevall AF, la totalidad del sector se encuentra con un posicionamiento de sus carteras inferior al 30% en gestores y fondos externos, aspecto que favorece claramente a la inversión directa.

Un 44% de las entidades -la gran mayoría- no supera ni siquiera el 1% a la hora de invertir en gestores o fondos externos. Otro 31% de ellas se sitúa con una inversión en arquitectura abierta en torno a una décima parte de su cartera como máximo y, finalmente, otro 25% invierte en este terreno entre una décima parte de su cartera como mínimo y un 30% como máximo.

Además, esta tendencia parece que es consistente, ya que el 81% de las firmas encuestadas confirma que no cambiará su postura en los próximos doce meses, una alta cifra a la que se le suma otro 6% que disminuirá su inversión vía gestores y fondos externos. Así, tan sólo queda un 12% de ellas con disposición a aumentar su inversión en arquitectura abierta para el próximo año.

El “Barómetro de las Pensiones Privadas en España” de AXA IM y Robeco, de carácter trimestral y elaborado por Funds People y Kessler & Casadevall AF, cuenta con la participación de 16 entidades que representan algo más del 75% del patrimonio gestionado en pensiones: BBVA AM, Bestinver AM, Caja Madrid Pensiones, Caser Pensiones, CNP Barclays Vida y Pensiones, CNP Vida Seguros y Reaseguros, Europensiones, Fonditel, GVC Gaesco Gestión, Ibercaja Pensión, Liberbank Gestión y Pensiones, Renta 4 Pensiones, Rural Pensiones, Santander AM, Unnim Vida y VidaCaixa.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído