La apuesta por las mineras de oro pasa factura a los grandes gestores


Algunos de los grandes gestores de hedge funds y gurús de la inversión, como John Paulson, George Sorosy David Einhorn, están sufriendo pérdidas significativas en sus carteras a lo largo de este año, debido a sus malogradas apuestas en las mineras de oro, que caen a pesar de que el metal precioso sube el 12% en lo que va de año.


Según publica The Wall Street Journal, en fuerte contraste con la subida de los precios del oro, las acciones de las mineras han caído casi el 16% en 2011 entre preocupaciones de los inversores sobre costes al alza y por el hecho de que los Gobiernos de todo el mundo están siendo más agresivos a la hora de fijar el régimen impositivo de las compañías mineras. Y sobre todo, ante la caída masiva de la renta variable en un entorno de gran aversión al riesgo.

 

Soros, que vendió casi todas sus posiciones en oro físico en el primer trimestre según datos de la SEC, aumentó su apuesta sobre acciones de algunas mineras de oro este año. Desde entonces, una de las posiciones del millonario inversor, Barrick Gold, ha caído el 14%, mientras AngloGold Ashanti, la minera con sede en Johanesburgo cuyas acciones tiene en cartera Paulson & Co, se deja el 14%. Además, otra de sus posiciones, Gold Fields, de la que posee el 3,4% de sus acciones, también baja el 14% en el año mientras NovaGold Resources, de la que controla el 8%, se deja el 40% este año. Algo que explica que el fondo del famoso inversor dedicado a invertir en oro caiga el 6,6% en 2011, con datos a 13 de diciembre.

Lo más leído