La apuesta de UBS en China


Puede que a muchos inversores globales les haya sorprendido la recuperación de los mercados emergentes de renta variable durante abril, que avanzaron un 7 por ciento, superando la evolución del S&P500 por primera vez desde 2012. Una recuperación meteórica que queda bien representada por la evolución del índice representativo de China que muestra su mejor comportamiento desde comienzos de 2012.

Las acciones de las empresas cotizadas en Bolsas de la China continental duplicaron su valor desde septiembre, al mismo tiempo que el índice MSCI China ganaba un 30 por ciento en el año. En el caso del índice MSCI China que incluye las acciones cotizadas en Bolsas situadas fuera de la China continental, avanzó casi un 20 por ciento en abril, su mayor incremento desde 2007. El rally se inició en el mercado continental en respuesta a señales que indicaban que las autoridades actuarían para frenar la ralentización del crecimiento económico.

En línea con la evolución de este activo, la categoría VDOS de fondos de inversión de Renta Variable Internacional China es la más rentable en el año, con una revalorización de 28,79 por ciento. Su representante más destacado es el fondo UBS (LUX) EQUITY FUND - CHINA OPPORTUNITY (USD) que en su clase P de acumulación obtiene una rentabilidad de 39,21 por ciento. Tomando como referencia el índice MSCI China, invierte al menos dos tercios de sus activos en acciones y otras participaciones de renta variable de empresas domiciliadas en China o que desarrollan su actividad principal en China.

Sigue un estilo de inversión muy definido, focalizado en la relación precio/valor intrínseco, entendiendo como valor intrínseco el definido por los fundamentales que determinan los flujos de caja de un valor. Para la gestora, las discrepancias entre precio y valor intrínseco, combinadas con el comportamiento del mercado, proporcionan oportunidades de inversión que aportan valor adicional. La selección de activos se hace en base a criterios de calidad, potencial de beneficios y gobierno corporativo, con un horizonte de inversión a largo plazo.

El proceso de inversión parte de un análisis fundamental, con perspectiva tanto global como local, siguiendo un sistema de valoración común donde analistas y gestores de cartera discuten e implementan las mejores ideas. Los analistas cuentan con el importante incentivo de tener vinculados los resultados obtenidos a su remuneración. Para ello, hacen uso de herramientas como Global Equity Valuation System (GEVS) para un primer filtro de análisis fundamental y Pedestal, una base de datos global de análisis de renta variable.

El gestor del fondo es Bin Shi, miembro del equipo Global de Renta Variable de Mercados Emergentes y de Asia Pacífico, situado en Hong Kong. Es analista y gestor de carteras para China, con enfoque en empresas cotizadas chinas, tanto en Bolsas del continente como externas. Previa a su incorporación a UBS Global Asset Management, Bin fue Director de Negocio Internacional, gestor de cartera y analista en Boshi Fund Management Co, uno de los mayores fondos de inversión de China. Con anterioridad, trabajó en EEUU durante ocho años como gestor de cartera y analista para diversas gestoras de fondos estadounidenses. Bin se incorporó a UBS en Enero de 2006, gestionando el fondo Greater China Fund desde abril de 2006.

La construcción de la cartera es un proceso transparente donde los analistas sectoriales aportan su visión sobre cada sector, se analizan las compañías considerando su capacidad de obtener beneficios, su gobierno corporativo, calidad del equipo directivo y valoraciones. El equipo gestor, por su parte, aporta su visión sobre competencia y directrices macro al análisis, combinando el conocimiento especializado de los analistas con el conocimiento en profundidad de los valores y perspectiva macro de los gestores. Se generan así ideas a incluir en la cartera, trabajando en colaboración con los gestores de cartera para formar diversas carteras. La gestión de riesgo, tanto de asignación de activos como de exposición, se lleva a cabo con la ayuda del sistema de riesgo de UBS.

La cartera final asigna las mayores ponderaciones por sector a Servicios Financieros (30,32%) Tecnologías de la Información (17,98%) Salud (14,04%) y Consumo Discrecional (8,72%). Sus mayores posiciones corresponden a Tendent Holdings Ltd (7,90%) Tal Education Group ADR (5,26%) Ping An Insurance H CNY1 (4,80%) Industrial & Comm Bank of China (2,94%) y China Construction Bank H SHS CNY1 (2,91%).

La evolución histórica por rentabilidad del fondo lo sitúa entre los mejores de su categoría, en el primer quintil, durante los periodos anuales de 2012, 2013 y 2015. A tres años, registra un dato de volatilidad de 14,43 por ciento, dato que a un año es de 18,70 por ciento. En este último periodo, la Sharpe del fondo es de 4,01 y su tracking error, respecto al índice de su categoría, de 10,78 por ciento. No es necesaria una aportación mínima para suscribir este fondo, que aplica una comisión fija de 1,87 por ciento.

El último trimestre se observaba la aplicación de un paquete de medidas políticas en respuesta a la preocupación de los inversores sobre China y la ola de relajación monetaria, que posiblemente se extienda hasta el segundo trimestre de 2015, con el objetivo de lastrar la economía y reducir la inflación. La implementación de las reformas y las medidas de apertura han mostrado cierto progreso. La regulación que ha permitido a los inversores locales participar en el mercado de acciones H supone un gran paso para la liberalización del mercado. En opinión del equipo gestor, posiblemente serán las compañías de pequeña y mediana capitalización, que cotizan en Hong Kong con un descuento respecto al mercado de acciones A, las que puedan beneficiarse directamente. Adicionalmente, la relajación en los términos de concesión de préstamos, podría inducir un boom en el sector inmobiliario a corto plazo. Sin embargo, se muestras más conservadores en las perspectivas a largo plazo para el sector, por la sobrecapacidad que continúa habiendo en las ciudades de menor nivel.

En general, se muestran optimistas con respecto a las perspectivas del mercado chino, aunque continúan vigilantes en lo que se refiere a los problemas aún por resolver de la economía china. A pesar de que las perspectivas a corto plazo parecen un tanto moderadas, esperan que las reformas y políticas de estimulo de crecimiento surtan su efecto y se trasladen a un crecimiento de mayor calidad. A corto plazo, son positivos en sectores que se beneficiarán de reformas y relajación macro. Continúan focalizándose en oportunidades bottom-up en China y son positivos en términos de crecimiento a largo plazo, manteniéndose especialmente positivos en los sectores tecnológico y de salud. A pesar de los retos en el corto plazo, las valoraciones se mantienen a un nivel razonable y estiman que las reformas servirán de fuerte apoyo al mercado.

Particularmente en los últimos tres años, el comportamiento del fondo por rentabilidad, respecto a su volatilidad, lo hace merecedor de la calificación cinco estrellas de VDOS, por su superior evolución respecto al resto de fondos de su misma categoría.

Para información más detallada, ver ficha a continuación.

Noticias relacionadas

Lo más leído