La apuesta de J.P.Morgan AM por la bolsa estadounidense y cómo jugarla


Cuatro son los motivos fundamentales por los que en J.P.Morgan AM ven oportunidades de inversión en renta variable americana: que el país se está viendo recompensado por sus mejores perspectivas de crecimiento, que los datos económicos débiles están cerca del final, que el sector corporativo está muy saneado y que las valoraciones son atractivas. Para aprovechar esta situación, proponen tres fondos de inversión de su gama de bolsa estadounidense. En total, la entidad gestiona 130.000 millones de dólar en esta clase de activo.

Respecto a la bolsa, en el año, el S&P 500 ha subido un 16,4%, por encima de otros índices como el MSCI Asia ex Japan (12,4%), el MSCI Emerging Markets (9,4%) o el MSCI Europe ex UK (8,5%). Un buen año para el activo que, en opinión de Christian Preussner, responsable de clientes de la gestora, continuará en el futuro.

En la gestora son positivos con la recuperación económica del país. Estiman que para los próximos 12 meses el PIB americano suba un 2,1%, frente al 0,6% que prevén para el Reino Unido o el 0% para la eurozona. Esta recuperación vendrá sostenida especialmente por la vuelta al consumo, que representa el 71% del PIB.

Consideran que tanto el consumo individual como el corporativo están en la senda de la recuperación y prevén que el de las empresas aumente en los próximos meses considerablemente pues cuentan con liquidez y, en opinión de Peussner, esperan que haya algún signo de recuperación para aumentar su gasto. Respecto al riesgo del tan temido abismo fiscal, en la gestora descuentan que se llegará a un acuerdo entre demócratas y republicanos que incluirá recortes en el gasto militar y en el sistema público sanitario (Medicare).

También observan signos de recuperación en sectores más cíclicos y junto a una mejora del sector inmobiliario, el país puede ver un aumento del empleo próximamente. Un peligro que observa sobre el sector corporativo estadounidense es si el euro se va por debajo del 1,20 dólares, algo que en J.P.Morgan descartan pues creen que se mantendrá en los niveles actuales del 1,28 dólares.

Pese a las mejores generales en el país, Peussner no obstante alerta de la mejor manera de invertir en él. “2013 será un año para la selección de títulos. No bastará con comprar el mercado, porque va a haber muchas diferencias entre unas empresas y otras”, asegura. Cree que la volatilidad va a ser alta, más incluso que la vivida este año y que las valoraciones sí que siguen siendo atractivas todavía.

Tres estrategias

Con este tono positivo para el activo, en J.PMorgan AM proponen tres fondos distintos para entrar en él. El JPMorgan Investment Fund US Select Equity Fund es un fondo que busca las mejores ideas de inversión dentro de cada sector. Es decir, mantiene una posición neutral en sectores respecto al índice y dentro de cada sector selecciona la compañía que mejor creen que se comportará. Para ello, los tres gestores del fondo se apoyan en el trabajo del equipo de analistas de la entidad, formado por unos 30 profesionales con 15 años de experiencia media. El fondo tiene unas 165 posiciones en cartera.

Se trata de un fondo con más de 25 años de historia, que en lo que va de año registra una rentabilidad del 13,94%. A tres años su resultado es del 9,99%. 

Por su parte, el JPMorgan Funds US Value Fund es un fondo que busca empresas de alta calidad, con fuertes franquicias, robustos balances y buenos equipos de gestión, en las que invierte a largo plazo. Está gestionado por Jonathan Simon desde su lanzamiento hace 12 años. Por sectores, actualmente los mayores pesos se centran en el financiero, energético y en el de consumo discrecional.

Por último, el JPMorgan Funds America Equity Fund es un fondo que se situaría entre los dos anteriores. Se trata de un producto concentrado (con unas 30 posiciones), que invierte en grandes compañías tanto de valor como de crecimiento. A un año el fondo sube un 13,2%.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído