La API-ficación de la banca privada


TRIBUNA de Raúl Lacaci, director general de TechRules.

Big data, inteligencia atificial, cloud data y blockchain son las tendencias tecnológicas que marcan la pauta tecnológica en todos los sectores. Pero al ser tan disruptivas conllevará más tiempo para algunas entidades integrarlas con sus sistemas actuales; sin embargo, al combinarlas con protocolos de comunicaciones API se puede acelerar el desarrollo de este tipo de iniciativas en el sector financiero, entre los cuales se pueden mencionar modelos predictivos y de recomendación en base a algoritmos de aprendizaje (Inteligencia artificial) y uso de big data que permitirán mejorar la creación y seguimiento de carteras modelo. Dentro de las soluciones enfocadas al cliente final se están desarrollando propuestas que permitan mejorar la experiencia de usuarios, basándose en su comportamiento, en el que se crean modelos predictivos que permiten definir la mejor best next actions. Aquí, las principales propuestas son las API conversacionales que permiten reducir el coste de atención al cliente a través de chatbots, una interfaz automatizada que da respuesta a preguntas frecuentes o trasladarlas a la persona indicada, estas API conversacionales dentro del asesoramiento financiero, realizan un análisis del perfil para generar un mejor perfil operativo del inversor y por consecuente una mejor propuesta de inversión en tiempo real.

Dentro de esta transformación digital un aspecto importante a tener en cuenta en mundo del asesoramiento financiero es que las soluciones tengan un diseño cloud intuitivo y escalable tomando en cuenta los nuevos comportamientos en canales online entre ellos la pantalla compartida y la multi-pantalla que permita compartir vistas muy comprensibles y adaptables.

Las aplicaciones y uso de este tipo de comunicación han dado un giro completo al sector financiero, y se espera que su desarrollo crezca de forma exponencial, ya que su base radica en las exigencias always on de los canales digital que busca una atención de forma inmediata, sencilla y en cualquier momento y que se pueda hacer desde cualquier plataforma.

API y tendencias tecnológicas

En los ecosistemas digitales la flexibilidad y constante evolución son aspectos fundamentales para tener éxito, y el sector financiero no es la excepción, las normativas regulatorias son cada vez más exigentes y buscan generar más transparencia y seguridad para los inversores. La digitalización de los procesos ha ayudado a dar los primeros pasos aumentando la trasparencia y facilidad en el control de la información para los clientes. En el sector financiero una de las principales apuestas es lograr sistemas flexibles que permitan comunicarse de forma abierta y segura y a la vez, que den la capacidad a sus clientes de controlar sus propios datos sin comprometer su integridad.

Nace entonces la revolución API, que permite al sector financiero adaptarse de forma rápida, eficaz y sencilla a los cambios tecnológicos que exigen, el mercado, los nuevos players y las nuevas tendencias digitales para que así les den mayor ventaja competitiva.

Las API (acrónimo de Application programming Interface) es un protocolo que permite el intercambio de información entre sistemas de manera que se preserva la independencia de los mismos, dotando a soluciones de funciones con un alto grado de especialización que posibilitan acortar el time to market, el coste y la escalabilidad de la solución, con ello se acentúa cada vez más la importancia de este tipo de aplicaciones, ya que en los sistemas legacy que habitualmente se utilizan para la gestión de datos y la comunicación con terceros se vuelven extremadamente complicadas y costosas de implementar, mientras que al desarrollar procedimientos de comunicación fácilmente adaptables, las entidades financieras pueden conectar sistemas y transferir información de forma mucho más sencilla.

La capacidad que han demostrado tener estos nuevos protocolos ha motivado nuevas iniciativas de control normativo como la PSD2 o las directrices open banking que impulsan de manera decisiva su uso. A pesar de que la mayoría de iniciativas de este tipo están enfocadas a la mejora en procesos de pagos, la escalabilidad ha llegado al mundo de la gestión de patrimonios, en donde nacen soluciones como TOWER, con API propias que cubren el ciclo de vida del proceso de asesoramiento financiero.

Entre los tipos de API que manejamos están las de gestión de carteras, las de propuestas de inversión, las enfocadas a investment tools, las sociales y de gamificación y las API de acceso. El principal objetivo de las API es mantener una experiencia homogénea durante el proceso de asesoría financiera, sin que esto involucre complicados o costosos procesos de integración. Es decir, facilidad en la integración de la información, una gestión más sencilla para asesores y clientes, facilidad de acceso y de control de los usuarios a su información y más transparencia y seguridad en la información.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído