La alta liquidez de los inversores es la gran pata (y casi la única) que puede sostener el rally


Las fuertes caídas que se vieron en los mercados en el primer trimestre del año ante la conversión del coronavirus en pandemia y el confinamiento que llevó aparejado dejaron paso a un fuerte rally en el segundo trimestre a medida que se iba vislumbrando una cierta recuperación de la economía a medida que se regresaba con cautela a lo que se ha llamado nueva normalidad.

Ese rally se está manteniendo además, pese a batacazos puntuales, en el tercer trimestre del año apoyado por las pocas sorpresas negativas que se han visto en lo referente a los datos macro y, sobre todo, por los planes de estímulos fiscales que han anunciado los Gobiernos con el Next Generation europeo en el top 1 de la lista. Sin embargo, el hecho de que en de cara a este último trimestre haya no pocas incertidumbres en el horizonte (miedo a una segunda ola de Covid-19, elecciones en EE.UU, repunte de las tensiones entre EE.UU y china…) lleva a muchos inversores a preguntarse si ese rally de los Últimos meses se mantendrá los próximos.

Ésta es una de las preguntas a la que contestaron en una rueda de prensa virtual Esty Dwekresponsable global de estrategia de mercado de Natixis IM Solutions y Jack Janasiewicz,  estratega de carteras de Natixis Investment Managers. Su respuesta es que sí y la principal razón es que hay demasiada liquidez en el mercado y muy pocos inversores que hayan participado del rally. “Mucha geste se ha perdido el rally y hay mucha liquidez en el mercado y poco sitio donde ponerlo”, afirma Dwek.  “Si miras el dato de reembolsos de fondos de bolsa en febrero y marzo y lo comparas con las entradas de un mes después se ve que no ha vuelto mucho del dinero que se fue”, apunta Janasiewicz. De hecho, solo en fondos de renta variable domiciliados en Europa en abril se suscribieron 21.000 millones de euros, la mitad de los 58.000 millones de euros en reembolsos que registró la categoría un mes antes, según los datos de Morningstar.

Sin embargo, el talante optimista de ambos expertos no es compartido por otros estrategias de la misma gestora. De hecho, esta firma acaba de publicar los resultados del estudio Strategist Outlook y revelan una división de opiniones entre los estrategias de la casa sobre los activos de riesgo: aproximadamente la mitad prevé una venta generalizada y la otra mitad espera un repunte continuado de la renta variable hasta diciembre.

Y es que la alta liquidez parece ser casi lo único que puede justificar que los mercados sigan al alza al menos a corto plazo. Eso o las  segundas rondas de estímulos fiscales ya que el recorrido que en mercado puedan tener nuevos anuncios en política monetaria es cada vez más limitado. “El gran problema de las compras de activos de los bancos centrales es que aunque puedan mantenerse no lleguen al final a la economía real”, afirma Janasiewicz. De hecho, según puntualiza Dwek, “la pregunta es cómo van a cambiar su mecanismo para que impacte finalmente en el crecimiento de la economía para conseguir alcanzar su objetivo de inflación”.

Con respecto a los estímulos fiscales, ambos expertos tienen claro que en los próximos meses veremos una segunda ola de estímulos fiscales que también pueden actuar de impulso para la renta variable, sobre todo si EE.UU. se suma a esa segunda ola. “En todos los países del mundo hemos visto una segunda ola de estímulos fiscales y creemos que el congreso de EEUU también aprobará un segundo paquete en EE.UU porque si no supondrá uno de los mayores riesgos para el mercado”, afirma Dwek. Y a su juicio lo hará independientemente de quien gane las elecciones presidenciales que se celebran en noviembre en EE.UU.

En este contexto, y con un escenario que según ambos expertos invita más a pensar en más alzas que bajas en mercado, la gran duda es qué tipo de activos pueden beneficiarse más y según Janasiewicz hay tres activos que presentan las mejores oportunidades: crédito de alta calidad ya sea de investment grade o high quality en mercados emergentes y el mercado de acciones, incluyendo sectores como el de tecnología. “Será muy difícil ver el mercado de EE.UU al alza sin el apoyo de la tecnología. Se empieza a hablar de valoraciones, de burbuja en la tecnología pero en realidad viendo el alto nivel de caja, de recompras de acciones o el monopolio que hay debería seguir impulsando a este tipo de acciones más allá de las historias de valoración”, afirma.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído