“La actuación de S&P no mina la confianza; un paso en falso del BCE sí lo haría”


La rebaja de calificación aplicada masivamente por la agencia de calificación de riesgos S&P sobre la deuda de la zona euro, incluida España, no ha cogido por sorpresa a Legg Mason. “¿Acaso no era previsible?”, se pregunta Jack McIntyre, gestor de Brandywine, filial de Legg Mason, sobre la postura adoptada por la firma estadounidense. 

 

“Me sorprende que estas revisiones a la baja de las calificaciones crediticias haya causado tanto revuelo en los mercados, sobre todo en lo que respecta al caso francés”, asegura McIntyre. Este gestor no cree que estas rebajas vayan por sí mismas a socavar la mejora de la confianza que habían experimentado los mercados en enero. “En cambio, un paso en falso del BCE sí lo haría”, afirma McIntyre. 

 

A su juicio, estos movimientos podrían resultar ser una buena oportunidad para reducir parte de la exposición que la gestora mantiene a la duración de alta calidad en la cartera. “Al menos, desembocará en un debate en torno a esta idea, ya que los fundamentales de la economía mundial (lejos de Europa) siguen siendo positivos y seguimos viendo cómo cada vez más bancos centrales recortan los tipos de interés para sentar las bases de un mejor crecimiento en 2012”, reconoce el experto.  

 

Del mismo modo, McIntyre también espera una depreciación del euro respecto al ‘billete verde’. En este sentido, el gestor de Brandywine considera que la divisa comunitaria “aún tiene recorrido a la baja y seguirá siendo una divisa de financiación, si bien un euro más débil forma parte de la solución para los problemas de crecimiento de Europa”.

Noticias relacionadas

Lo más leído