Koala Capital cumple cuatro años con una rentabilidad acumulada del 18%


En noviembre fue el cuarto cumpleaños de la sicav Koala Capital, gestionada por Marc Garrigasait desde el 27 de noviembre de 2007, si bien nació realmente el día 14 –fecha en la que fue posible la realización de operaciones, aunque en las primeras dos semanas la cartera estuvo invertida en repos-. El cuarto aniversario se salda con una rentabilidad desde el inicio del 18,3%, y del 4,3% en términos anualizados, según datos facilidatos por su gestora, Gesiuris.

 

Desde 2007, su retorno sólo ha sido negativo en 2008 –cayó el 5,94%- y 2011 (-5,03% con datos a principios de diciembre), si bien estas cifras fueron ampliamente compensadas por las subidas del 15% que experimentó la sicav tanto en 2009 como en 2010. La volatilidad a un año es del 8,11% y la correlación con índices de bolsa como el DJ Euro Sotxx 50, de tan sólo 0,25. Su éxito propició que la gestora acordara realizar una ampliación de capital en enero de este año, para dar entrada a nuevos inversores, y obligó a cerrarla a suscripciones temporalmente.

 

Koala Capital no tiene benchmark o índice referencia y puede invertir en renta variable hasta la mitad de la cartera. Actualmente sólo tiene una exposición a bolsa del 10%, con datos a 13 de diciembre. Marc Garrigasait explica la baja exposición a renta variable por la alta inestabilidad en los mercados de deuda privada y de pública, con enormes vencimientos en los próximos trimestres, lo cual puede generar mucha inestabilidad en el mercado de renta fija pero también podría perjudicar al mercado de divisas primero, y de renta variable después.

 

Por todo ello, sus posiciones bursátiles se centran en firmas con poca deuda, si bien su criterio fundamental de selección es el free cash flow o liquidez de las entidades. Así, el filtro básico es el valor de la empresa entre su cash flow libre, calculando también el ROIC y aplicando un filtro del fondo de comercio y déficits de pensiones. Y todo, con una baja rotación de la cartera que huye de hacer timing de mercado, lo que favorece, según el gestor, la puesta en valor a medio plazo de compañías seleccionadas a partir de una infravaloración estimable y en muchos casos, sin deuda alguna.

 

Las firmas con más peso en cartera actualmente son Microsoft, Gilead Sciences, Exxon Mobil, Cisco Systems o Newmont Minig, entre las primeras posiciones, y por sectores, los más representados son tecnología (con más del 20% de la cartera), farmacia y mineras (con cerca del 10%). La exposición a valores financieros es prácticamente nula, si bien el pasado verano el gestor decició invertir, por primera vez, en bancos europeos, posicionando el 4% de entre Santander, HSBC y Standard Chartered.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído