Tags: Fondos mixtos |

Klaus Kaldemorgen (Deutsche AM): Lo que le gusta y lo que le desagrada de lo que ve en los mercados


El comportamiento registrado por el Deutsche Concept Kaldemorgen en los últimos doce meses ha sido muy positivo. La rentabilidad generada en este periodo por esta estrategia con el triple sello Funds People (Favorito de los Analistas, Blockbuster y Consistentes) ronda el 10%, lo cual se ha debido fundamentalmente a dos factores: la flexibilidad que tiene Klaus Kaldemorgen para invertir en aquellas clases de activo y segmentos de mercado que considera más atractivos y la habilidad del gestor para saber elegir correctamente. Se trata de un fondo creado en 2011 por Deutsche AM, hecho a la medida de Kaldemorgen, para que el reputado gestor pudiese expresar a través de este vehículo sus casi 40 años de experiencia en la industria y, al mismo tiempo, colmar las exigencias de un inversor que tras la crisis de los mercados de 2008 mostraba una clara intolerancia al riesgo. De ahí surgió su idea de poner a su disposición un fondo mixto con filosofía de retorno total que reuniese ese concepto, el concepto Kaldemorgen, al que el gestor le ha puesto objetivos de rentabilidad y volatilidad muy concretos.

Kaldemorgen busca con su estrategia un perfil asimétrico rentabilidad-riesgo comparado con la renta variable (participando en el 66% de las subidas y el 33% de las bajadas) tratando de mantener la volatilidad en el rango inferior aun dígito. Ese es el gran objetivo que se ha fijado. “No tengo duda de que lo crucial es proteger el capital en periodos de corrección. Esto es más importante que capturar todo el alzaen las subidas. No sólo desde un punto de vista matemático es mejor a largo plazo. También psicológico. Cuando al cliente le ofreces rentabilidades adicionales a las que esperaba, se alegra. Pero cuando sufre pérdidas superiores a las previstas, tiende a ponerse nervioso y a dudar de la estrategia”. Por ese motivo, para Kaldemorgen la gestión del riesgo es primordial. “Hablar de la gestión del riesgo no es solo hacerlo de la volatilidad. Para algunos profesionales gestionar el riesgo significa que hay que vender cuando los mercados se vuelven volátiles, pero en realidad esto no debe hacerse así”, explica en una entrevista con Funds People.

En su opinión, la gestión del riesgo debe hacerse de manera inteligente, teniendo la valentía de comprar cuando el mercado cae y de apostar por activos que no cuentan con el favor de los inversores. Esto lo pone en práctica a diario en el fondo. Empezando por la renta variable, al contrario de cuál está siendo la tendencia, lo que le gusta a Kaldemorgen es Europa y lo que no le agrada tanto es Estados Unidos. “La bolsa europea me parece una mejor inversión que la americana, que cotiza con prima. Las promesas de Donald Trump de bajar impuestos, expandir el gasto y más desregulación han generado un excesivo optimismo en el mercado. Las valoraciones han subido y eso me hace sentir intranquilo. Hay demasiado optimismo sobre que vaya a cumplir sus promesas. Por ahora, no lo ha hecho. Se supone que pronto anunciará cuál será su política pero, aún si sus planes fueran los conocidos, es difícil que esto vaya a tener un fuerte impacto sobre los beneficios empresariales en 2017. Por ahí podrían venir las decepciones”, asegura.

En Europa, en cambio, la situación que encuentra es más favorable. “El mercado europeo ha permanecido deprimido por la incertidumbre política que ha envuelto al continente. En él se pueden encontrar compañías estables, con buenos equipos directivos y que ofrecen rentabilidades por dividendo del orden del 3%, un nivel actualmente por encima de la inflación. Hay oportunidades por valoración muy interesantes, por ejemplo en el sector financiero, el cual es una protecciónnatural contra una subida de los tipos de interés. De hecho, es el único sector que lo hará mejor en caso de que se produzca un movimiento de este tipo, el cual tarde o temprano ocurrirá. Mi apuesta no es para nada especulativa. Se trata de invertir en bancos y aseguradoras europeas que son líderes del mercado, con buenos ratios de capital y atractiva rentabilidad por dividiendo. Ni siquiera toco a los bancos británicos dado que en estos momentos resulta muy difícil evaluar los efectos que tendrá el Brexit sobre ellos”, indica el experto.

Buscando oportunidades por valoración y de manera oportunista

Según Kaldemorgen, para tener éxito en el mundo de la gestión hay que pensar en comprar activos a un precio razonable y ser oportunista. En renta variable, además del sector financiero, está empezando a mostrarse constructivo en el sector sanitario tras el mal comportamiento registrado por estas compañías en 2016. En renta fija, su estrategia busca apostar por activos que ofrezcan una buena oportunidad de inversión, como es el caso de los bonos mexicanos, los cuales ha añadido tácticamente a la cartera a principios de año tras el fuerte castigo sufrido por el mercado azteca y su divisa. “La situación que atraviesa el mercado de bonos es muy difícil. No puedes invertir solo en renta variable para no concentrar todo el riesgo en las acciones. Debes tener bonos, pero separando los riesgos: el de tipos de interés, el de crédito y el de divisa. Yo protejo la cartera frente a la duración, la cual es negativa en estos momentos, por lo que me beneficiaría y no sufriría en caso de una subida de las tires”.

El gestor posee crédito, aunque no europeo, porque entiende que este mercado está distorsionado por el programa de compra de bonos del BCE. Aquí le gusta más EE.UU. que Europa. “Prefiero la renta fija corporativa americana, principalmente high yield, donde encontramos las oportunidades más atractivas. El crecimiento económico de EE.UU. camina en la buena dirección y la inflación está aumentando, lo cual se ve reflejado por el movimiento de la Fed. Nuestra preocupación en EE.UU. se limita a los beneficios empresariales, ya que creemos que el mercado está siendo demasiado optimista. No espero que los beneficios crezcan tan rápido como se espera, pero esto es un problema que afectará a la renta variable americana. Las bolsas dependen de los beneficios, no de los tipos. Los tipos son una preocupación en renta fija y ahí el mayor riesgo está en Europa, donde la curva se empinará, lo que tendrá implicaciones importantes en términos de riesgo. Durante años hemos vivido con el apoyo de los tipos y ahora eso desaparecerá”.

Divisas y oro

Por último están las divisas, las cuales han sido históricamente un importante contribuidor a la rentabilidad del fondo. A su juicio, el euro cotiza con un importante descuento como consecuencia de los procesos electorales que se ciernen sobre Europa este año. “El fortalecimiento experimentado por la divisa europea tras conocerse el resultado de las elecciones en Holanda lo demuestra”, afirma. El gestor también mantiene exposición al oro, activo en el que invierte el 5% de la cartera con el objetivo de diversificar. “Este metal representa una buena cobertura en caso de fuerte depreciación imprevista del dólar o en caso de error de política monetaria o de consecuencias de las políticas de la Administración Trump. Tiene un demostrado track record y cotiza de manera muy diferente al resto de activos. Además, es una mejor alternativa que la liquidez, ya que la exposición a la materia prima no ofrece una tir negativa como sucede en estos momentos con muchos activos de renta fija”, concluye Kaldemorgen.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído