Key Capital Partners: “El inversor está extremadamente lejos de sus gestores”


La agencia de valores se creó en 2010 y, desde finales de 2015, han “trabajado en la sombra”, explican Pierre Danilowiez y Álfredo Álvarez-Pickman, gestores del fondo Key Capital Ocho, el primer vehículo de inversión abierto al público en general promovido por Key Capital Partners, líder europeo en derivados de renta variable, con un volumen medio superior a los 200 millones de euros diarios. Y que en España cuenta con una cuota de mercado de más del 50% en opciones sobre subyacentes españoles.

Su filosofía es comprar compañías buenas y baratas. Un enfoque value pero con un toque muy diferente: “Reducimos el precio de entrada mediante la utilización de opciones, así seremos accionistas sólo si la valoración es atractiva”, explican. Es decir, fijan el precio de entrada al menos un 15% por debajo del nivel actual de cotización. “Optimizando el precio de entrada mejoramos el retorno de inversión y reducimos la volatilidad de la cartera. Por otro lado, invertimos parte de la prima que recibimos, en comprar protección sobre los principales índices mundiales”, justifican.

Su análisis cuantitativo estudia, entre otros aspectos, indicadores como la estabilidad del ROE, el crecimiento constante de ingresos y resultados a 10 años o un balance sano con deuda sostenible. Un screening amplio que solo superan unos 170 valores de los que únicamente seleccionarán entre 40 y 60 compañías. Ahí es donde aplican su análisis cualitativo, estudiando entre otros elementos la posición de cada compañía en la industria. Al final, su cartera está compuesta por unas 30 acciones más 10-15 posiciones en opciones.

“Queremos ser accionistas pero a un nivel más bajo, por esa razón no usamos apalancamiento en la venta de opciones”, arguyen.

Este enfoque permite tres niveles de seguridad: “Tus compañías se comportan mejor que el mercado a largo plazo; tenemos opciones put no apalancadas para 20-30% de la cartera que nos protegen del 15% inicial de caída en estas acciones; y usamos coberturas a largo plazo”, explican. Actualmente tienen Puts compradas sobre el S&P 500 y el EuroStoxx a tres años.

“Al final, el objetivo es generar rentabilidad de dos dígitos pero protegiendo el patrimonio. Es un fondo que se comporta bien no solo en momentos de volatilidad como el actual sino también a medio plazo”, justifican.

Actualmente el fondo tiene un patrimonio de 10 millones de euros pero esperan que se aproxime hasta los 40-50 millones de cara a final de año, después de vivir “una travesía en el desierto”.

“En 2015 decidimos empezar a hablar con el inversor minoritario a través de nuestra APP porque está muy lejos, extremadamente lejos de sus gestores”, critican. Es un proyecto estratégico dentro de Key Capital ya que quieren que dentro de unos años “buena parte de nuestros ingresos vengan de la gestión de activos”. Y aunque por ahora este es el único vehículo que han puesto en marcha tienen pensado lanzar un vehículo de mercados privados dentro de un año.

Key Capital Ocho está disponible en tres clases de participaciones: la retail, con una inversión mínima de 100 euros y una comisión de gestión del 1%; la privada, a partir de 100.000 euros y con un coste del 0,9%; y la institucional, a partir de medio millón y con una comisión del 0,5%.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído