Ken Hsia (Investec) “Con la estrategia 4FactorTM podemos sacar partido de las ineficiencias de los mercados”


Como responsable de la estrategia 4FactorTM de Investec, Ken Hsia lidera el equipo que gestiona el Investec GSF European Equity Fund, que cuenta con las calificaciones de favorito de los analistas y consistente del sello Funds People en España.

La filosofía que subyace a este proceso de inversión es la de una gestión activa en unos mercados ineficientes, que lo son “por el comportamiento de los inversores”, señala Hsia. Si bien esas ineficiencias no pueden eliminarse, sí que se puede diseñar, en opinión del gestor, un proceso de inversión que intente aprovecharlas. El equipo de Hsia es el mayor de la gestora Investec, cuyos productos distribuye en España Capital Strategies, y el fondo European Equity Fund, cuenta con un historia de diez años.

La base de la estrategia se centra en la búsqueda de altos niveles de retorno sobre el capital. “Es el efecto de la composición de los retornos lo que da valor a una compañía. La inversión a largo plazo sólo es interesante si se obtiene el resultado de ese interés compuesto”, apunta Hsia.

Para capturar esos retornos, el proceso se centra en cuatro factores, dos más tradicionales y dos más conductuales. Se buscan compañías de alta calidad, con una valoración atractiva, con una evolución hacia la mejora operativa y que estén recibiendo atención del inversor. Los factores son estrategia, valor, resultados y los elementos técnicos. La parte más fundamental, con atención a la calidad y al descuento respecto al valor intrínseco, se ve complementada por la identificación de compañías que puedan sorprender positivamente. Para Hsia “a los analistas les cuesta cambiar sus modelos, así que una vez que una compañía ha sorprendido, es más probable que vuelva a hacerlo”. Desde el punto de vista técnico, se pretende entender cuál es el sentimiento del mercado hacia ese valor.

Los cuatro factores son equiponderados. Hsia, aclara que no siempre son igual de eficaces, pero en el tiempo unos van compensando a otros. El primer paso del proceso es filtrar un universo de más de 1.100 compañías, más del doble de las de su índice de referencia, el MSCI Europe. El segundo se centra en el análisis cualitativo que busca las mejores ideas para formar parte de una cartera que en media tiene entre 55 y 66 componentes. “Esta concentración y el hecho de que las compañías estén en la cartera un año y medio de media nos alejan de ese carácter cuantitativo que a veces se nos atribuye”, puntualiza el gestor. Por último, la revisión constante es también una parte fundamental. “La disciplina de venta está integrada para evitar el problema conductual que te hace pensar que lo que tienes es mejor que lo que está ahí fuera”, señala el gestor.

El resultado del proceso es una cartera que pretende ser agnóstica respecto al índice de referencia, respecto a los estilos (si bien el querer evitar las trampas de valor les da un sesgo hacia crecimiento) y respecto a la capitalización, aunque con atención a la liquidez.

Una de las compañías que la estrategia ha permitido incorporar a la cartera es Repsol. La compañía, explica Hsia “estaba siendo analizada mucho más por las extracciones que por el lado de refino y la química. Además había pasado por momentos muy complejos. Pero ha hecho muchos recortes y tiene break even con el barril a 42 dólares, mucho mejor que Royal Dutch o BP”.

Sobre las perspectivas del mercado europeo y a pesar de la volatilidad que generen las citas electorales del año, para el gestor “las compañías están muy saneadas y todavía no ha habido una gran actividad corporativa, así que ha potencial para mayores subidas”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas