Tags: Gestores |

Juan Manuel Mazo, de Valórica, ve potencial de subida en el oro


“Ya no parece que se acabe el mundo, pero los problemas siguen allí. No veo que haya una recuperación en V en países como Estados Unidos, Reino Unido o España. Lo que hay es un crecimiento asistido y mantenido con deuda pública”, comenta Juan Manuel Mazo, socio gestor de Valórica, para quien la situación macroeconómica es muy difícil. “Los bancos centrales, cada vez que hay un problema, han inundado de liquidez al sistema, creando nuevas burbujas. Estamos inmersos en un problema de deuda. La burbuja de la deuda en Estados Unidos es casi el doble de grande que en 1929 en relación con el PIB. Y el desapalancamiento va a durar tiempo. Habrá crecimiento bajo o nulo en los países desarrollados”, afirma. Mazo participó en la segunda conferencia sobre inversión alternativa organizada en Madrid por Tressis y Funds People, dedicada a la estrategia global macro. “El gestor global macro es un gestor value de la economía. Su trabajo es entender por qué pasan las cosas e intentar predecir qué ocurrirá”, afirma. Para el gestor del Valórica Macro, “el rally de la renta variable y de parte de los mercados de crédito se debe al a inyección de más de tres billones de dólares en el mercado por parte de los bancos centrales. A la menor señal de quitar la respiración asistida, los mercados caen”. Mazo señala que puede haber un riesgo de burbuja en China. “En mi opinión, la siguiente burbuja se está formando en China, con un crecimiento desmesurado del crédito. Además, me resulta difícil invertir allí porque es difícil creer en las cifras que se publican. Las inversiones realizadas sólo por motivos de liquidez no son muy buenas a largo plazo. Es como el juego de las sillas, nunca sabes cuándo parará la música”, comenta. Afirma que el dólar tiene problemas estructurales. “Estamos apostando contra las divisas cuyos bancos centrales están cómodos con su depreciación, como pasa con el dólar, la libra o el dólar neozelandés. Invertimos a largo en las divisas con bancos centrales que apuestan por ellas, como el dólar australiano”. Uno de los activos que le resultan atractivos, sin embargo, es el oro. “No veo burbuja en el oro, que está funcionando como reserva de valor. Si se sigue imprimiendo dinero, el oro puede seguir subiendo”, dice. El socio de Valórica considera que el sector financiero está en una situación muy delicada. “No hay ninguna señal que permita decir que la mora no va a subir en el sector residencial, en inmuebles comerciales, en tarjetas de crédito o en préstamos al consumo. El sistema financiero saldrá de esta situación. En España lo hará con un nuevo mapa, no tan eficiente como debería ser. Pero la gran pregunta es cuánto crédito adicional tiene el sector público. El deterioro fiscal es muy importante”, afirma. Mazo asegura que los global macro funcionan “muy bien en el tipo de mundo en el que estamos, que es un mundo de burbujas en serie”. Normalmente, el Valórica Macro tiene entre 10 y 15 posiciones. “Un aspecto positivo de la estrategia es que no se casa con ningún tipo de activo”, añade. El gestor de Valórica defiende la gestión discrecional frente a la complejidad de los modelos cuantitativos. “Los modelos funcionan mientras funcionan. Son muy pocos los global macro completamente sistemáticos que pueden conseguir resultados positivos a largo plazo”, señala. En su proceso de gestión, Mazo complementa el análisis fundamental con el técnico. “Muchas veces el mercado y la economía divergen. Si quieres ganar dinero, tienes que prestar atención al mercado”, comenta. Su fondo tiene un sesgo más direccional que de valor relativo. El gestor opina que ofrecer productos global macro con liquidez diaria, como el de Valórica, no debe suponer un problema para el gestor. “Se da la opción de liquidez diaria a los inversores, pero es verdad que no salen constantemente. Puede haber una pequeña pérdida de rentabilidad por la esclavitud del valor liquidativo diario, pero no es algo significativo”, comenta.

Empresas

Lo más leído