JPMorgan recomienda la renta variable de EEUU


"Es posible que hayamos visto lo peor en los mercados", asegura Manuel Arroyo, director de Gestión de JP Morgan Asset Management para España y Portugal, según publica hoy Expansión. Aunque la firma crea que la crisis ya ha dado los peores coletazos, si tuviera que elegir un mercado para entrar, a JP Morgan le 'gusta' EEUU, puesto que "fue la primera economía en entrar en problemas, la primera que tomó medidas y la primera que saldrá de esta situación". Las compañías estadounidenses de gran capitalización, según JP Morgan, "ofrecen mayor solidez y un comportamiento menos volátil". Si tuvieran que elegir valores para invertir en el Viejo Continente, la firma estadounidense también miraría al mundo anglosajón y se fijaría antes en Reino Unido que en el resto de Europa. El broker considera que se están viendo síntomas de mejora en el mercado inmobiliario estadounidense, puesto que los últimos datos macro han puesto de manifiesto una menor caída en los precios de las viviendas, pese a que todavía quede por resolver el problema del exceso de inventarios. JP Morgan se ha mostrado algo más crítico con los mercados emergentes, puesto que, a pesar de que desde el punto de vista macroeconómico todavía tienen un gran recorrido, en cuanto a la renta variable aún crean incertidumbre. Es decir, a la firma no le cabe duda de que China se convertirá en una economía de primer orden pero en estos momentos conviene infraponderar este tipo de mercados. Mensaje de optimismo

Sin pretenderlo, el banco estadounidense lanzaba un mensaje optimista que pasaba por señalar que la situación "va a ser complicada pero menos grave que lo que estimaba el consenso del mercado". En EEUU se dibujará un escenario parecido al que se vivió durante las crisis de la década de los setenta y ochenta, mientras que en Europa el panorama se parecerá al sufrido durante la crisis de la década de los noventa. Según explicó Manuel Arroyo, director de Gestión de JP Morgan Asset Management para España y Portugal, lo que ahora se discute es si la recesión será muy grave o prolongada en el tiempo, o si va a ser sólo de unos pocos trimestres, opción por la que se inclina la entidad, pese al deterioro de las variables macroeconómicas visto en las últimas semanas. "No hay que caer en el pánico vendedor, aunque tampoco conviene ser demasiado optimistas" --> En su opinión, ya se han visto correcciones muy fuertes y no hay que caer en el pánico vendedor, aunque tampoco conviene ser demasiado optimistas porque la tendencia a medio y largo plazo será positiva, pese a que se van a seguir viendo sesiones de mucha volatilidad. Por lo tanto, la clave está en la prudencia y en seguir cinco pasos que para la firma se consideran necesarios a la hora de invertir en renta variable. Por un lado, que mejoren las condiciones del mercado de crédito. En segundo lugar, Arroyo cree necesario que la banca lleve a cabo un proceso de recapitalización para descubrir el resto de entidades que anunciarán pérdidas y necesiten dinero. La tercera condición indispensable es que se sigan tomando medidas destinadas a estabilizar las condiciones en el mercado monetario, como más bajadas de tipos y mejor acceso a la liquidez. La cuarta es que haya más visibilidad a nivel macroeconómico respecto a los niveles de crecimiento en los próximos trimestres y la última es que las valoraciones de la renta variable sigan siendo atractivas. Por el momento, y según el broker, la única condición que se cumple con claridad es esta última. Por último, en términos de activos o fondos que está recomendando la entidad, el responsable de JP Morgan apuesta por los monetarios que inviertan en deuda soberana –de vencimientos largos- y por productos con estrategias no direccionales, es decir, que guarden baja correlación con el mercado y que en situaciones como la actual pueden estar subiendo un 8% o un 9%.

Empresas

Lo más leído