JPM Highbridge STEEP Fund o cómo jugar la bolsa americana con arbitraje estadístico


La solución que desde J.P. Morgan AM dan para invertir en renta variable estadounidense se llama JPM Highbridge US STEEP Fund. El fondo utiliza técnicas cuantitativas de arbitraje estadístico y está diseñada para aprovechar las pequeñas ineficiencias que se pueden encontrar en los mercados de renta variable estadounidense.


Después de cumplir tres años de vida en 2011 y aparecer en muchos de los radares de los selectores de fondos más importantes de España, Daniel Cole, especialista de producto de Highbridge Capital Management, pasó por Madrid en el primer desayuno del año organizado por la gestora americana.

 

El fondo está primero entre sus competidores en el ranking de MorningStar y con una rentabilidad acumulada de 66,9% en los últimos tres años (en la clase de acciones A USD). La fuente principal de alfa es la selección de valores que a través de la diversificación consigue minimizar la exposición a los distintos factores de riesgo, lo que resulta en una rentabilidad ajustada por riesgo más atractiva que la del mercado en general.

 

¿Cómo lo ha conseguido? En palabras de Daniel Cole, "la clave del éxito está en la flexibilidad que da el no seguir ningún tipo de índice de referencia. A su vez invertimos no sólo en el S&P 500 sino en un universo de 1.500 compañías (ya que la rentabilidad se encuentra también fuera de las 500 más grandes) y tener un modelo cuantitativo de inversión que replica lo que un humano puede evaluar pero mucho más rápido. La cartera se rebalancea y se ajusta cada cinco minutos, dándonos la posibilidad de analizar nuevas noticias, eventos, resultados, hojas de balance en un tiempo record y mucho antes que muchos de nuestros competidores".

 

La estrategia de selección de valores se fundamenta en cuatro pilares básicos. El primero es el análisis fundamental en la que se decide si el valor a examen se quiere tener en cartera o no. El segundo es el valor relativo en comparación con sus competidores; si la compañía está cara o barata y la evaluación de ésta respecto a sus contendientes. El tercer y cuarto pilar tienen una temporalidad más corta y se basan en la parte técnica del trading diario y en los eventos que pueden afectar a la evaluación del valor. "Estos cuatro factores forman parte de un modelo cuantitativo que consigue reajustar la cartera en base a ellos cada cinco minutos permitiendo al fondo adelantarse y ejecutar la decisión de inversión rápida, ágil y eficientemente", comenta Cole.

 

El fondo tiene entre 600 y 900 posiciones que no suelen ser mayores de 1,1% de la cartera, buscando una minimización del impacto de bajada de cualquiera de ellas. Al igual una subida brusca del mercado será recogida en menor medida por el fondo. En este aspecto, el fondo está diversificado por sector.

Empresas

Lo más leído