Tags: Negocio |

Joseba Orueta (Kutxabank Gestión): “En dos meses hemos ganado cuota de manera significativa”


Hasta febrero de 2020, la industria de fondos nacional seguía una tendencia positiva con entradas netas mensuales en el sector y con la buena herencia de las rentabilidades de 2019, que permitían olvidar el mal año anterior. Sin embargo, en marzo llegó el COVID-19 y revolucionó los mercados.

En este contexto,las salidas netas en fondos españoles en marzo apenas llegaron a representan el 2% del patrimonio de la industria de fondos españoles y en abril, según el primer avance de Inverco con datos de las tres primeras semanas del mes, los reembolsos netos se habrían controlado notablemente respecto al mismo periodo del mes anterior.  En general, las gestoras nacionales están respondiendo bastante bien al impacto del coronavirus, pero hay algunas firmas que están contestando mejor que otras.

Es el caso de Kutxabank Gestión, quien apenas tuvo 20 millones de salidas netas en marzo y se sitúa como la primera gestora en el ranking por captaciones del primer trimestre, con 350 millones de entradas netas. En los datos avanzados de abril, de nuevo se coloca como la gestora con mayores captaciones, por encima de los 100 millones. En cuota, a falta de conocer los datos definitivos de abril, la firma pasa del 4,57% de diciembre de 2019 al 4,79% de marzo de 2020.

“En dos meses hemos ganado cuota de manera significativa”, subraya Joseba Orueta, consejero delegado de Kutxabank Gestión, quien recuerda como en la anterior crisis llegaron a doblar su cuota de mercado. “Tendemos a reaccionar bien en momentos de salidas por nuestra organización e historia en fondos”, contextualiza.

El máximo responsable de la gestora explica que la buena evolución de la gestora se debe a que la estructura de la oferta del grupo está muy vinculada a la gestión discrecional. La entidad, con un patrimonio cercano a los 12.200 millones, tiene más del 60% de su patrimonio en fondos en gestión discrecional. “Somos la gestora española con mayor porcentaje de nuestro volumen en fondos en este servicio”, determina Orueta.

De manera firme desde 2006, señala el consejero delegado, la gestión discrecional se ha convertido en la oferta principal de la gestora. “La red está muy dirigida y focalizada a este servicio, está metido en su ADN desde hace 14 años”, apunta. A diferencia de otras gestoras, cuya oferta se ha centrado más en sus gamas de perfilados, Orueta destaca que la gestión delegada requiere mayor conversación con el cliente, un punto clave en estos momentos. “Tenemos claras las palancas de actuación con el cliente, reaccionamos con tranquilidad”, añade.

Aunque reconoce que “cuesta tener fe en que la tendencia a largo plazo es creciente”, desde Kutxabank pueden demostrar a sus clientes que la diversificación y la prudencia tiene sentido gracias a sus datos históricos de rentabilidad desde el lanzamiento de las carteras en 2006. “Pese a haber pasado por crisis como 2008, la crisis de deuda, los malos datos de rentabilidad de 2018...”, añade.

Por otro lado, a que los flujos hayan sido estables en las últimas semanas, incluso con entradas netas, considera que ha ayudado el tener habilitado un procedimiento de entradas sistemáticas mensuales. 

Emisiones recurrentes

La gestora combina su oferta troncal en gestión discrecional con una propuesta recurrente de emisiones de fondos complementaria para un perfil con aversión al riesgo, muy conveniente para el momento actual. “Siempre hay cliente que responde de manera conservadora”, destaca Orueta.

No obstante, señala que se trata de una oferta más dirigida a “inversores neófitos que a acoger salidas de partícipes de los servicios de gestión discrecional de carteras”. El último fondo lanzado de estas características fue el Kutxabank RF Horizonte 13, cuyo lanzamiento fue previsto antes del impacto del coronavirus pero su periodo de comercialización ha coincidido en el tiempo con la pandemia.

Mandatos

La construcción de carteras del servicio de gestión discrecional de carteras de Kutxabank se realiza siempre con fondos propios, algunos de ellos de inversión directa y otros fondos de fondos, y complementado con fondos de gestoras extranjeras en las carteras plus (prinicpalmente dirigidas al cliente de banca personal). Aunque han estudiado la posibilidad de realizar mandatos, después de analizarlos, a Orueta le cuesta justificarlos.

Según el consejero delegado, operativamente tienen puntos negativos como la inflexibilidad y positivos como el abaratamiento en costes, pero que requieren un saldo alto. En este sentido, como en el caso de Kutxabank Gestión solo han contemplado llegar a acuerdos para estrategias satélite, el consejero delegado considera que costaría comprometer un saldo elevado para este tipo de estrategias. 

Por otro lado, defiende el digno papel de la industria española de fondos. “Somos grandes defensores”, subraya Orueta, quien defiende el papel de las grandes gestoras que dedican a dar un servicio integral a sus clientes.  

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído