José Joaquín Mateos, un gestor camaleónico


Le llueven las felicitaciones por parte de compañeros y clientes después ser nombrado por Citywire el gestor de renta variable española más rentable en 2009, gracias a su actividad al frente de dos fondos, Barclays Bolsa España Selección y Barclays Bolsa España. La piedra angular de la gestión de José Joaquín Mateos, con la que logró retornos superiores al 46% el año pasado, es la flexibilidad. Su estilo es múltiple y camaleónico, porque se adapta a las circunstancias del momento y aplica diferentes estrategias en función de los compases que marca el mercado.

Le llueven las felicitaciones por parte de compañeros y clientes después ser nombrado por Citywire el gestor de renta variable española más rentable en 2009, gracias a su actividad al frente de dos fondos, Barclays Bolsa España Selección y Barclays Bolsa España. La piedra angular de la gestión de José Joaquín Mateos, con la que logró retornos superiores al 46% el año pasado, es la flexibilidad. Su estilo es múltiple y camaleónico, porque se adapta a las circunstancias del momento y aplica diferentes estrategias en función de los compases que marca el mercado. Así, si en 2007 y 2008 su equipo apostó por un sesgo value a la hora de seleccionar valores, en 2009 incluyó el perfil de crecimiento para no perderse las subidas, centrándose además en compañías poco endeudadas. Ahora, la estrategia ha virado hacia firmas que generen la mayor parte de sus ingresos en el extranjero, sobre todo en Latinoamérica y otros mercados emergentes, y tengan limitado el peso en el doméstico, sin dejar nunca de lado los movimientos corporativos ni las reestructuraciones. “Nos retratamos en nuestros resultados, que se diferencian claramente del benchmark (el Ibex y el Ibex complementario), gracias a una gestión activa basada en el stock picking pero que también aprovecha los altibajos bursátiles y utiliza coberturas en función de las necesidades”, explica el Mateos, que gestiona 109 millones de euros. De hecho, el juego con derivados y con las posiciones en liquidez es su segunda clave. Mateos asegura que generalmente tienen invertida la totalidad de la cartera en unas 30 posiciones bursátiles pero, si las cosas se tuercen, tienen la posibilidad de reducir la exposición y aumentar la liquidez hasta el 25%, o mantener íntegra la inversión y utilizar futuros sobre el Ibex como paraguas. En cuanto a la estrategia que en 2009 le permitió ser el gestor más rentable de renta variable española, también fue cambiante. “A principios de año comenzamos cubriendo parte de las posiciones y con cero exposición a bancos, ahorrándonos la caída. Sin embargo, cambiamos la estrategia en el suelo del mercado: a finales de marzo cerramos coberturas, compramos bancos y firmas industriales y cogimos toda la subida, aunque no éramos muy optimistas después de lo ocurrido en 2008”, explica Mateos.



La duda es si repetirán la jugada en 2010. Aunque Mateos reconoce que ahora es mejor momento para Europa que para España, donde se mantendrá la volatilidad a medio plazo, ve positivo el Ibex en el año y apuesta por firmas medianas muy heterogéneas, ya que “cuando el mercado va mal, castiga con mayor fuerza a los grandes”, que generen gran parte de sus ingresos en el extranjero, como Viscofán, con el 90% del negocio fuera. En su cartera figuran aún valores industriales con componente cíclico que podrán sacar partido de la recuperación, como Arcelor o Acerinox, equilibrados con firmas de perfil defensivo, como REE, ENAGAS o Iberdrola Renovables, sin olvidar Repsol. Prosegur (por su baja deuda), Almirall, Vidrala o Vueling (reestructurada recientemente) son otras de sus apuestas, así como los grandes bancos, si bien Mateos confiesa que se están replanteando esta estrategia debido a que el riesgo país afecta al sector financiero y los resultados de BBVA decepcionaron al mercado. “No está funcionando este año y estamos reduciendo el peso de BBVA y Santander en cartera”, asegura.

Noticias relacionadas