José Caturla (Aviva Gestión): “La industria real de fondos en España está empezando a eclosionar”


El entorno actual de bajos tipos de interés, una gestión activa de más calidad y la aparición de nuevas gestoras son los principales factores que están propiciando una mayor (y mejor) profesionalización y competencia del sector de fondos de inversión español. Así lo cree José Caturla, consejero delegado de Aviva Gestión.La industria real de fondos en España está empezando a eclosionar”, asegura.

A esta revolución local está contribuyendo firmemente la gestora de Aviva España. Con una gama reducida de siete fondos -el último, el Aviva Retorno Absoluto, fue lanzado el pasado julio- y una consistencia en resultados demostrada a lo largo del tiempo, la firma ha logrado cerrar 2016 con más de 1.400 millones de euros en activos bajo gestión, un 35,5% superiores respecto al ejercicio anterior. Concretamente, de los casi 375 millones de crecimiento patrimonial, 300 millones provinieron de captaciones netas, empujadas sobre todo por Aviva Inversión Cestas, la nueva solución financiera del grupo Aviva en España.

Se trata de un conjunto de cuatro cestas perfiladas de fondos de Aviva Gestión que adoptan la forma de seguro unit linked. De los cuatro perfiles, la cesta Conservadora y la cesta Moderada son las que mayor éxito comercial tienen por el momento.

Con este ritmo de crecimiento, la gestora se replantea actualizar el objetivo patrimonial marcado para 2020: duplicar patrimonio (desde los poco más de 1.000 millones que gestionaba en 2015) y alcanzar los 2.000 millones en esa fecha, como adelantó Ignacio Izquierdo, consejero delegado de Aviva España, a principios de 2016. “No descartamos reformular el objetivo de patrimonio. Los 2.000 millones no son una cifra al azar, había detrás unas proyecciones. Este gran crecimiento ratifica el trabajo hecho por el equipo”, justifica Caturla.

Autores al servicio de la mentalidad de grupo

El equipo de Aviva Gestión está especializado en renta fija de la zona euro investment grade, en renta variable de la zona euro con especial foco en España y en selección de fondos de terceros. Aunque son muchos los gestores que han estado al frente de estrategias tan famosas como las del Aviva Espabolsa y el Aviva Eurobolsa, lo cierto es que ni el grupo ni los resultados de estos y otros fondos se han visto resquebrajados tras las salidas. Todo lo contrario, la consistencia del proceso inversor y la mentalidad de cantera ha evitado siempre sobresaltos.

Como recuerda Caturla, “gestionamos en equipo y cada uno juega su papel, no tenemos fondos de autor. Ha habido muchos cambios de gestores y el binomio rentabilidad-riesgo ha sido siempre bueno y consistente, y eso va a seguir igual, venga quien venga”.

Grandes apuestas para momentos de incertidumbre

El Aviva Fonvalor Euro, un mixto agresivo, y el Aviva Retorno Absoluto, que persigue obtener rentabilidades positivas en cualquier entorno de mercado, son las dos grandes bazas de Aviva Gestión para momentos de incertidumbre como los vividos en 2016 (miedo a una nueva recesión global, Brexit, elección de Donald Trump y referéndum en Italia) o los que están por llegar en 2017 (elecciones en Francia, Alemania y Holanda, así como medidas implementadas en Estados Unidos bajo el mandato de Trump).

El producto de la gama de la firma en el que más están invirtiendo los clientes institucionales es el Aviva Fonvalor Euro, que aglutina un patrimonio cercano a los 180 millones, según Morningstar. Se mueve entre la parte agresiva de la renta fija y la parte conservadora de la renta variable. Además, “la renta fija se gestiona, y se gestiona muy activamente”, a diferencia de otros fondos mixtos de competidores, puntualiza Caturla. El año pasado, estuvo expuesto de media en un 50% a renta variable, donde no estuvieron presentes bancos ni utilities, pero sí sectores como telecomunicaciones, consumo y valores cíclicos. En renta fija, hubo high yield americano con el dólar cubierto, principalmente, aunque también algo de high yield europeo, híbridos financieros y deuda de comunidades autónomas españolas cubierta con bund alemán. El máximo responsable de la gestora reconoce que “es posible que seamos más activos en híbridos que en acciones”, dependiendo de las circunstancias en cada momento.

La apuesta más reciente es el Aviva Retorno Absoluto, que con medio año de vida suma un volumen próximo a los 185 millones. Su foco está puesto en extraer la prima de riesgo de las principales clases de activos de las principales regiones geográficas, pudiendo estar comprado para beneficiarse de las subidas o, por el contrario, estar vendido y aprovecharse de las caídas. Este vehículo está destinado a inversores conservadores, especialmente institucionales. “Hay clientes que en el corto plazo no se sienten cómodos, por eso este fondo actuaría como una sustitución parcial de los fondos monetarios o los de renta fija a corto”, señala Caturla.

Su objetivo de rentabilidad -no garantizado- se sitúa en el Euríbor 12 meses más 225 puntos básicos, mientras que su volatilidad máxima podría elevarse hasta el 8%, aunque un rango razonable para el equipo de gestión es el que va del 4% al 5%, una meta a la que intenta dar alcance hoy día mediante siete estrategias distintas (de mayor a menor peso en cartera): direccionales, multiestrategias, multidivisas, long short con el Aviva Espabolsa y el Aviva Eurobolsa, multiestrategias de renta fija, global macro y commodities. Algunos de los activos son invertidos en directo y otros a través de fondos de terceros. En cualquier caso, están abiertos a ampliar o reducir el número de estrategias, en función de las condiciones de los mercados.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído