José Antonio López lidera la expansión de Fineco


Fineco, la filial de gestión de patrimonios de BBK, ha decidido iniciar su expansión más allá del País Vasco para lo cual ha fichado a José Antonio López, ex director de derivados y estructurados de renta variable de Société Générale. López, que ahora es socio y managing director de la entidad vasca, lidera la nueva oficina de Fineco en Madrid, desde la cual se prestará servicio a todos los clientes de banca privada de la caja en el resto de España.

La nueva oficina en Madrid contará con un equipo de cinco personas. “Será un equipo muy técnico. No nos centraremos tanto en temas comerciales como hacen otras entidades”, dice López. De hecho, según explica, la entidad no cuenta con objetivos específicos en términos de captación de patrimonio. “Lo importante es que el cliente esté contento y que gane dinero. De hecho, en 2008 no hubo salidas gracias a que no nos involucramos en nada relacionado con Madoff o los problemas con los inmobiliarios”, afirma.

Por el momento, López ha fichado a una ex gestora de DWS, María Colino, con once años de experiencia en el mundo de la gestión tanto de renta variable como de renta fija y alternativos. Colino se encargará de la gestión de las carteras de clientes y, al igual que López, participará del comité de inversión de la gestora.

Fineco nació como gestora y sociedad de valores hace 25 años y en 2008 pasó a formar parte del grupo BBK para prestar servicio a los clientes de altos patrimonios. Más allá del País Vasco, BBK cuenta con sucursales en Madrid, Andalucía, Murcia, Comunidad Valenciana, Zaragoza, Andalucía, Santander, La Rioja y Pamplona.

La meta de la nueva oficina en Madrid es dar servicio a todos los clientes de altos patrimonios de la caja en todas estas provincias. Para ser cliente de Fineco se exige una inversión mínima de 500.000 euros, aunque, como explica López, lo importante no es la barrera económica, sino el potencial del cliente y sus necesidades financieras.

Por otro lado, la entidad también cuenta con una importante cartera de clientes institucionales entre mutualidades, planes de pensiones y EPSV.

Gestión individualizada

Fineco trabaja con producto propio y, para los activos de mercados internacionales o en los que los gestores tienen una menor experiencia, utiliza la carcasa de fondo de fondos.

La entidad también gestiona el patrimonio de sus clientes a través de sicav, aunque tendrá que trasladarlas fuera del ámbito del País Vasco para eludir el fuerte peaje fiscal que se impuso recientemente (a partir de 2011 pasarán a tributar del 1% al 24% o 28%, en función del tamaño). “Creo que las sicav son vehículos que tienen los días contados. A los nuevos clientes les sugiero que opten por una cartera de fondos, que les permite hacer más o menos lo mismo sin la espada de Damocles de la amenaza fiscal y con unos costes muy inferiores”, explica López.

“Nuestra filosofía es que si un producto es bueno, se incluye en la cartera del cliente, pero nunca porque esté de promoción o en campaña”, comenta. Además, el socio de Fineco aclara que la entidad apuesta fundamentalmente por una gestión profesional e individualizada. “No tenemos carteras perfiladas”, asegura.

 

Profesionales

Lo más leído