Joaquín García Huerga: “Cada vez nos decantamos más por emergentes, tanto renta variable como renta fija”


El 2016 está siendo un año “decepcionante”. Así lo califica Joaquín García Huerga, director de Estrategia Global de BBVA Asset Management, en un repaso a los mercados en la web corporativa de la entidad. “Se partieron de unas perspectivas moderadas que, a lo largo del año, se han revisado a la baja. Se espera que 2016 cierre con un crecimiento mundial del 3% aproximadamente, y no es realista esperar para 2017 más crecimiento que ese”, anticipa.

Mientras que la cara la están poniendo los mercados emergentes, la cruz viene desde el lado de los desarrollados. “Lo positivo es que el crecimiento se ha estabilizado en emergentes tras varios años malos y que estos mercados apuntan mejores previsiones. La mala noticia han sido los desarrollados, con revisiones a la baja de crecimiento, pero también tiene una buena parte, que viene ligada al Brexit, y éste todavía no ha tenido impacto”, tranquiliza García Huerga.

Entre tanto, los mercados se encuentran en un “punto de inflexión”, en una “transición en la que ya no vamos a tener políticas ultra laxas adicionales” por parte de los principales bancos centrales, considera el director de Estrategia Global de BBVA AM. El único banco central que está adoptando políticas más laxas ahora mismo de las que tenía es el Banco de Inglaterra (BoE), debido al Brexit. “Esta transición puede ser buena para los mercados, incluso para los bancos. En los próximos meses, se pasará de hablar de políticas monetarias a políticas fiscales”, prevé.

El tirón de los emergentes

Dentro de los emergentes, gran parte de las buenas noticias provienen de Latam. La región puede crecer el año que viene en torno a un 2%, según los expertos de la gestora española. “El país crítico está siendo Brasil. El nuevo gobierno está siendo un catalizador para implementar reformas necesarias, para mejorar el sentimiento económico y, además, para contener la inflación”, pone en contexto García Huerga. Brasil podría pasar de tener una recesión este año del 3,5% a crecer el año próximo un 1%.

Por estas razones, BBVA AM se muestra optimista con los emergentes a la hora de diseñar su asset allocation. “Cada vez más nos estamos decantando de nuevo por emergentes, tanto en bolsa como en bonos, ya que pensamos que vuelven a ser un tema estructural”, confía.

Además, a sus gestores todavía les gusta el crédito. “Aunque no tiene mucho recorrido, está apoyado por el BCE y por unos fundamentales razonablemente sólidos, sobre todo en Europa”, justifican. En renta variable, siguen manteniendo una señal de cautela, por volatilidad y porque el potencial no es grande, pero también “es cierto que, en el largo plazo, la rentabilidad adicional para las carteras debería acabar viniendo de las bolsas, y sobre todo de las bolsas emergentes”, destacan.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído